Una beca para aprender inglés en Maryland con requisitos cofrades

Durante el acto de presentación de las becas para ir a Estados Unidos. /
Durante el acto de presentación de las becas para ir a Estados Unidos.

La Hermandad de Estudiantes premiará a sus jóvenes universitarios con tres estancias de inmersión lingüística

IRENE QUIRANTEmálaga

Es innegable que los idiomas son una parte imprescindible de la formación de los jóvenes de ahora, ya que suponen un añadido de cara al mercado laboral, además de ser básicos a la hora de probar suerte en la búsqueda de trabajo o de experiencias en el extranjero. Con este motivo, la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad de Málaga y la Cofradía de Estudiantes concederán tres becas de inmersión lingüística, para que alumnos de la UMA viajen a la Universidad de Salísbury, en Estados Unidos.

Las condiciones para recibir dicha ayuda ejercen de filtro para limitar el número de personas que pueden acceder a estas plazas, ya que, como primer requisito, se pide que el alumno sea miembro de la Cofradía de Estudiantes. Otra de las premisas es que el joven esté cursando el último año de carrera. Después, se valorarán los expedientes con mejores notas y, en el caso de que hubiera algún empate entre los candidatos, entrarían a evaluarse los conocimientos de inglés. De las tres becas que se han convocado, una irá a parar a algún cofrade del Cristo de la Hermandad, y dos para estudiantes de la Virgen.

Se trata de una estancia de cuatro semanas en el complejo universitario de Maryland (EE UU), y se desarrollará durante el mes de julio, tiempo en el que los alumnos podrán aprovechar las clases intensivas de inglés a las que tendrán acceso. La asignación, además de incluir la inscripción en el curso de idiomas, se hace cargo de los gastos del viaje, el alojamiento y la manutención -todo ello por una cuantía de 3.000 euros para cada alumno.

Fue la semana pasada cuando se dio a conocer esta ayuda en un acto en el que estuvieron presentes el presidente de la Antigua Asociación de Alumnos, Carlos de las Heras, y el hermano mayor de la Cofradía de Estudiantes, Pedro Ramírez. El plazo para solicitar esta beca internacional comenzó el 17 de febrero y continuará abierto hasta el 8 de abril, y el 30 del mismo mes se dará a conocer la lista de candidatos definitivos. «Los conocimientos que se adquieren en la Universidad son muy importantes, pero el aprender idiomas es fundamental», apuntó de las Heras al argumentar el motivo con el que han nacido estas ayudas de inmersión lingüística. Además, Ramírez señalaba que «la idea es continuar» con esta iniciativa en los próximos cursos.

Nada más conocer la existencia de estas becas, el estudiante del último curso de Derecho Carlos Núñez de Castro se acercó hasta la Cofradía de Estudiantes para interesarse sobre los requisitos básicos. Hace más de diez años que forma parte de la Hermandad, y dice que el expediente no le preocupa, por lo que se ve con bastantes papeletas para ser uno de los afortunados que reciban la ayuda. «Veo una oportunidad única, que puede ser una experiencia muy enriquecedora», indicó. Habrá que esperar para saber si es uno de los seleccionados

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos