Fuengirola modifica la ordenanza de convivencia tras las críticas a algunos puntos

Fuengirola modifica la ordenanza de convivencia tras las críticas a algunos puntos

La portavoz del PP, Ana Mata, matiza que sí se podrá jugar al fútbol en la calle o patinar y que regirá ante todo «el sentido común»

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTERFuengirola

El equipo de gobierno de Fuengirola negó ayer que la nueva ordenanza de convivencia ciudadana -que se aprobará en el pleno de mañana- sea ambigua o polémica, pero sin embargo ha tenido que modificarla tras el revuelo levantado en algunos puntos (especialmente el 16) y que los partidos en la oposición calificaron de «despropósito».

Así, la portavoz del gobierno, Ana Mata, afirmó ayer en rueda de prensa que no se va a prohibir jugar a los niños, «como algunos han insinuado», ni patinar, ni ir en bici o en un vehículo adaptado a personas con discapacidad, sino que todo estará regido «por el sentido común». «Se prohibirán en todo caso las prácticas que puedan suponer una alteración de la cotidianidad, es decir, se podrá jugar siempre que dichos juegos sean adecuados a dicho espacio, entendiendo como tales los que no pongan en peligro la integridad física de los demás usuarios o causar daños en los bienes, servicios e instalaciones de los mismos».

«No se prohíbe jugar con una pelota a los niños, pero evidentemente no se puede permitir, por ejemplo, que en una plaza con gente se juegue al fútbol de forma desorbitada, agresiva... Lo que puede suponer un riesgo. Tampoco se prohíbe patinar, lo que se limita es que se hagan acrobacias en plena vía pública, usando para ello el mobiliario», explicó; y emplazó a quiénes quieren hacer estas actividades que usen el skate park. «Yo misma patino por el paseo marítimo y con esta ordenanza lo voy a seguir haciendo», anunció.

Mata argumentó que son «numerosos» los escritos, llamadas y quejas a través de redes sociales de ciudadanos preocupados por cómo transitan determinadas personas por la calle en bici, en patines «cuyo comportamiento puede suponer un riesgo para la integridad física de los peatones».

Vehículos especiales

En cuanto a las acusaciones sobre un supuesto plagio de la ordenanza de Mijas o de errores en la ortografía y la semántica, Mata no hizo ninguna mención.

La modificación de más calado en esta ordenza se ha producido en lo referente al punto del uso de vehículos especiales, que tan solo iban a estar permitidos en la calzada. Así, han añadido este nuevo párrafo: «No obstante, las personas con diversidad funcional que precisen de una silla eléctrica para trasladarse y cuenten con una tarjeta acreditativa de discapacidad en cualquier grado, además de las personas que por razón de edad o condición física precisen de este tipo de vehículos podrán hacerlo por las aceras y zonas peatonales, siempre que no superen la velocidad de un peatón, y todo ello a juicio del agente de la autoridad actuante.

A pesar de que en la primera versión no se afirmaba esta cuestión, ;ata se defendió argumentando que se explicó en la comisión informativa que las personas que necesiten estos vehículos para moverse podrán hacerlo por las aceras, «como no podía ser de otra forma». «Pero parece que a la oposición no le quedaron claras nuestras explicaciones y por eso hemos ampliado ese punto para que dé cabida a los supuestos», aseguró. Una explicación, por cierto, que tampoco se ofreció a esta periódico cuando se consultó por esta cuestión.

 

Fotos

Vídeos