La final del Carnaval de Málaga 2018: los vídeos de todas las actuaciones

La final del Carnaval de Málaga 2018: los vídeos de todas las actuaciones

La última fase del concurso de agrupaciones de canto reunió a cinco murgas, cinco comparsas y un cuarteto que cantaron con alegría, fuerza y mucha garra

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Once agrupaciones, once repertorios, once visiones de una misma realidad: Málaga. La final del concurso de agrupaciones de canto reunió la noche del viernes a cinco murgas, cinco comparsas y un cuarteto que cantaron con alegría, fuerza y mucha garra. Así fueron todas las actuaciones del Carnaval Málaga 2018:

1 Las bolleras: Cuarteto del Lama (Málaga)

Las monjitas del convento de Diego el Bollero renuevan su actuación con una parodia en la que se preguntan sobre el futuro de un bebé que han dejado en la puerta y que no viene con un pan debajo del brazo. En sus cuplés hablan sobre la moda de la cocina moderna en contraposición con la tradicional y sobre una monja que se quedó embarazada. En el popurrí se despiden citando a los aficionados en la calle porque "mi copla es mi religión".

2 Como en casa en ningún lao: Murga de Roquetas de Mar

Los murguistas cagones de Roquetas de Mar vuelven a cuajar una buena actuación repleta de numerosas gracietas. Sus dos pasodobles los dedican a hablar sobre el carnaval y a agradecer el haber pasado a la final del concurso siendo roqueteros. Sus cuplés fueron para la moda de ir a Turquía a realizarse implantes capilares y para hablar del tipo. Una vez más se crecieron en el popurrí y consiguieron que todo el teatro los despidiera en pie.

3 La travesía: Comparsa de Dede Cortés (Alhaurín el Grande)

Los alhaurinos se presentan en este tercer pase como viejecitos, ya en la parte final de la vida, y de nuevo cambian el tipo y todo el repertorio. “Porque el camino que se abre frente a mi ya sé bien dónde me lleva”, dijeron. Sus pasodobles fueron como dos puñales: En el primero, muy crítico, se meten en la piel del alcalde para darle consejos a Bendodo sobre temas de actualidad como la Torre del Puerto, el Bosque Urbano o los Bomberos; y en el segundo narran el día a día de una persona dependiente a la que deben cuidar sus familiares por los recortes en la Ley de Dependencia.

4 La murga del maestro: Murga de Carlos Pariente (Málaga)

Los budistas se plantan en la final con una actuación muy divertida y pegada al tipo. Como ellos acostumbran, su repertorio lleva siempre una temática muy local. En sus pasodobles hablan de Málaga, de los problemas de la ciudad y del alcalde, y los cuplés lo hilan con el pasodoble a De la Torre para decirle que hará “lo que diga su mujer” en referencia a si se volverá a presentar. En el otro, también pegado al tipo, cogen a Kike Pedrosa como figurante para ir haciéndole conjuros y terminar diciéndole que ya se puede presentar a Dios Momo.

5 Musicalandia: Comparsa de José Antonio Pino (Málaga)

La comparsa de músicos vuelve a hacer gala de unas grandes voces y un tipo muy colorido que confesaron en un pasodoble que se trata de un homenaje a todos los músicos carnavaleros. El segundo pasodoble de su pase fue para denunciar a la Manada y defender la libertad de las mujeres. Su cuplé más gracioso fue para reclamar la independencia de Churriana, ya que ellos son de allí.

6 Con el culo al aire: Murga de Raúl Berrocal (Málaga)

Los monjes budistas vuelven a levitar sobre las tablas del Cervantes. En esta ocasión lo hacen con un repertorio sentido y con dos bellos pasodobles en los que piropean a Málaga y homenajean a la antigua estatuilla que ha servido para premiar a los carnavaleros hasta este año. De sus dos cuplés gusta especialmente el primero, en el que hablan sobre las diferentes murgas que han pasado por el concurso.

7 Los independientes: Comparsa del Kara (Málaga)

Gran actuación con mucha garra la de esta comparsa que se presenta en las nubes y que canta con alegría. Con un tipo espectacular y rayando a la misma altura que en las rondas anteriores dedicaron sus pasodobles a Chiquito de la Calzada y a denunciar el proyecto de la futura Torre del Puerto en contraposición a los 20 años que ha cumplido la Farola. Se despiden con todo el teatro en pie coreando a cada uno de los componentes.

8 Viktoria Secret: Murga de Félix Godoy (Torremolinos)

Los alemanes de Cervezas Victoria cantan un repertorio muy trabajado y reciben todo el cariño del teatro. En sus pasodobles hablan sobre la historia de España y se quejan de que aún no se sabe dónde están los restos de García Lorca; y cantan en malagueño una copla en la que citan a los grupos que han pasado por el concurso y a autores históricos que aparecen como figurantes y a los que piden que vuelvan al concurso. Sus cuplés son para los problemas de la gente que no sabe hablar idiomas como le ocurre a Rajoy con Merkel y para bromear sobre todas las tareas pendientes del alcalde con un guiño a los bomberos.

9 Los hombres del Rey: Comparsa de Francis Moya (Marbella)

Los hombres del Rey, los encargados de construir el Caminito, se han reservado para la final dos pasodobles espectaculares. Con su original tipo de esclavos a la orden del monarca cantan una bella letra a las madres con un inesperado giro final, y le han cantado a las mujeres, a las que dicen que hay que guardarles respeto y no se les puede juzgar por lo que diga un cuarteto como el de Alba. “Bendito caminito que esta noche me ha traído a la verita de mi reina”, cantan en su estribillo. Buena tanda de cuplés, mucho mejor de lo que acostumbran las comparsas.

10 Qué cruz me ha caío contigo: Murga de Manu Robles (Málaga)

Los murguistas que se meten en la piel de San José construyen una actuación muy entretenida en la que han contado todas las vivencias que tienen con su hijo Jesús. Pasodobles muy sentidos para las personas que hacen una España mejor sin banderas ni patriotismos y para homenajear a los dos autores del grupo: Alberto Zumaquero y Manu Robles. En los cuplés hablan del tipo y le piden al alcalde que haga caso a su mujer y se vaya.

11 Los vivelavida: Comparsa de Jesús Gutiérrez (Málaga)

La comparsa que cierra la final del concurso desprende malagueñismo por los cuatro costados. Desde su tipo, con una enorme biznaga en la solapa de la chaqueta, hasta el repertorio completo, son un máster en la ciudad. Sus pasodobles sirven para denunciar el machismo y defender a la mujer, y para lanzar uno de los más bellos piropos que se han lanzado a Málaga en todo el certamen. “Cómo no ser un vivelavida si la vida me vino a nacer porque Dios así lo quiso en este rincón de ensueño para ser malagueño y vivir en el paraíso”, resumieron. En el cuplé más aplaudido inventan una máquina del tiempo y viajan a la Málaga de 2050, en donde todo ha cambiado menos que el alcalde sigue siendo Paco de la Torre.

Más sobre la final del Carnaval

 

Fotos

Vídeos