Un cuarteto de verdad, un coro y la comparsa del Perchel hacen las delicias del teatro

El coro 'Los nostálgicos de la Transición' abrió la sesión del sábado en el Alameda. /Eduardo Nieto
El coro 'Los nostálgicos de la Transición' abrió la sesión del sábado en el Alameda. / Eduardo Nieto

'Las bolleras', 'Los vivelavida', 'Los pelotas' y 'Los nostálgicos de la Transición' destacan en la noche del sábado en el Alameda

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El cuarteto por fin llegó al Carnaval de Málaga. Tras el pseudoexperimento del otro día, la modalidad echó a andar anoche con una actuación sobresaliente gracias a las novicias del convento de Diego el Bollero. En la cuarta preliminar del concurso de canto también destacó sobre el resto la comparsa ‘Los vivelavida’, con dos letras muy malagueñas y un precioso pasodoble para la pequeña Lucía Vivar. En el tramo final de la noche brillo con luz propia la murga de ‘Los pelotas’, una propuesta con grandes voces y un repertorio muy local que aspirar a a todo este año

Más

También gustó mucho el coro de Cádiz que el año pasado ganó el primer premio y que se posicionó con un original y gracioso tipo. La sesión de anoche estuvo precedida por dos citas gastronómicas en los barrios que gozaron de una gran afluencia de espectadores: en Ciudad Jardín y en Teatinos.

Los nostálgicos de la Transición-Coro ***** Los dibujos de los 80 aprenden a cantar

Llegaron tarde pero mereció la pena. Heidi, Obelix, Willie Fog y el resto de dibujos de los años 80 se presentaron en forma de coro para abrir la sesión y despertaron a un teatro que empezó algo frío. Con grandes voces y un bonito juego musical, presumieron de ser un coro chirigotero y le cantaron al procés catalán y a un problema que tuvo su primo con la policía. Divertidos cuplés terminados con un estribillo coreado por todo el teatro: «Perdona si he desafinado pues sólo pretendo hacer un coro muy animado».

En el popurrí suben el nivel y cuentan la historia de cada uno de los personajes acompañados de la música de la series típicas, aunque abusan de referencias demasiado locales sobre el concurso de Cádiz.

Febrero el loco-Comparsa ** El estreno de unos gaditanos que deben mejorar

Comparsistas de La Línea que se estrenan en el concurso de canto con un repertorio muy normalito. Se presentan como lo que son: comparsistas enamorados de la fiesta que esperan con ilusión cada febrero. «Quien no entiende mi locura no tiene mi pasión», dijeron. Sus pasodobles fueron para los besos y en contra de la Ley Mordaza, ya que ellos no callarán nunca sus coplas aunque los detengan. Letras tópicas.

Se agradece el esfuerzo de esta nueva agrupación que aún debe mejorar algo la afinación. Los gaditanos fueron despedidos con una ovación, prueba de la legión de fans que llegó con ellos al teatro Alameda.

Este año te lo enseño todo-Murga *** Unas maestras que hacen disfrutar al teatro

Grata sorpresa con esta nueva agrupación que llega de Gádor (Almería) como maestras de la vieja escuela con una enorme regla en la mano. Doña Angelita la demonia, como se hace llamar, presenta un repertorio muy pegado al tipo, con letras bien elaboradas y cuplés graciosos. Sus pasodobles fueron para hablar de las enseñanzas machistas con la que ella fue criada y para abordar el Alzhéimer que sufre su abuelo. Estas profesionales de la colleja se despiden con un popurrí algo más flojo que el resto y con el teatro en pie aplaudiendo. Esperemos seguir viéndolos por Málaga.

Los vivelavida-Comparsa ***** El Perchel se gusta cantándole a Málaga

Los comparsistas dirigidos por Jesús Gutiérrez elevaron un escalón el nivel de la sesión de preliminares con una actuación redonda y unas letras muy locales. Tras pedir a los espectadores que abandonaran «el barrio melancolía y vente al de la alegría» cantaron un precioso pasodoble sobre un andaluz que deja Cataluña tras 30 años y otro- y otro memorable sobre la muerte de la pequeña Lucía que puso patas arriba al teatro. En los cuplés también hablaron en clave local y bromearon sobre que al Málaga no le afecta el problema del ruido para cuatro goles que marca en toda la temporada. Afinación, letras, fuerza, entrega... Este grupo lo tiene todo.

Las bolleras-Cuarteto ***** Los cuartetos de verdad sí gustan en el teatro

Las monjas de un convento donde se adora a Diego el Bollero demuestran desde el primer momento lo que es un cuarteto de verdad y la complicación que tiene sacar un grupo de este calibre a la calle. En la parodia le dan las pautas a una nueva novicia que acaba de entrar y organizan un viaje a África para vender la fiesta de Carnaval. Los cuplés son para los grupos que van este año a cantar a Cádiz y a lo apretado del calendario, por lo que no saben si cantar un cuplé o un villancico. En el popurrí, genial, cantan y oran al ritmo de canciones típicas. Qué puntazo de grupo que a buen seguro optará a revalidar el primer premio obtenido el año pasado.

El impertinente-Comparsa ** Los chicos de La Línea repiten y mejoran

Buena actuación la de esta comparsa de La Línea de la Concepción que ya se presentó el año pasado en Málaga pero no pasó de preliminares. Cantaron dos pasodobles muy vinculados a la familia: el primero para el nacimiento de un hijo y el segundo para unos padres que se separan pero que siguen llevándose bien por el hijo que tienen en común. Sus cuplés fueron para las cachimbas y para la comida del 1 de enero con la suegra.

Los becarios-Comparsa *** Los becarios se presentan con ganas de aprender

Actuación digna la de estos becarios de Carnaval que se presentan en el teatro con buenas voces pero algunos problemas de afinación. Explican que tienen horario de 24 horas desde que termina el verano hasta que se baja el telón. Bonitos pasodobles en donde piden a los carnavaleros que se movilicen ante las injusticias sociales y critican a la Iglesia. Los cuplés son localistas y en los dos hablan de grupos malagueños. Se despiden con muchos aplausos al grito de "campeones" y nosotros esperamos que sigan sacando grupos de Carnaval.

Los pelotas-Murga ***** Los murguistas del Susi aspiran a todo

Magnífica actuación de estos murguistas, que son tan pelotas y cumplidos que son ellos los que aplauden al público. Comienzan con un piropazo a Málaga: “Mira si eres guapa que tienes un castillo por diadema”, y rematan con otro piropo para la suegra por cuidar tanto de sus hijas y de sus nietos. Gran tanda de cuplés para contar el apuro que pasa su mujer cuando sale con él y para una anécdota que vivió tras un robo en un centro comercial. “Que viva el alcalde, que viva, que viva, que viva, pero que viva en otro lado”, qué pedazo de estribillo para despedir la nochel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos