Parque Victoria, una urbanización en tierra de nadie

Urbanización Parque Victoria. /V.B.
Urbanización Parque Victoria. / V.B.

El alcalde de Rincón adelanta que el futuro de la zona podría estar solventado gracias a la posible compra de un inversor que se compromete a financiar las infraestructuras que faltan

VICTORIA BUSTAMANTERincón de la Victoria

Los pocos pisos que quedan en venta en Parque Victoria rondan en torno a los 200.000 euros, dependiendo de las dimensiones. Es una zona muy solicitada por aquellos que buscan vivienda, lo confirma uno de los vecinos, también presidente de la comunidad de Vistabahía Fases I-IV. «A mí me preguntan mucho si sé de algo que se haya quedado libre». Lo que probablemente no sepan esos futuros vecinos es que la zona está en tierra de nadie, literalmente. Aunque legalmente Parque Victoria está recepciona por el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, en la práctica no se ha tratado como tal y el alcalde del municipio, Francisco Salado, lo admite. Que un terreno esté recepcionado implica que las administraciones, el consistorio en este caso, se hace responsable de la conservación y mantenimiento de las obras así como la puesta en uso de sus servicios. Por ello, aunque el ayuntamiento sí que asume desde hace tiempo el servicio de recogida de basura, a efectos prácticos la zona no está recepcionada porque no se dan todos los servicios que la urbanización requiere, aunque el consistorio intenta solventar las necesidades que la urbanización requiere.

El ayuntamiento estima que allí viven alrededor de 1.500 vecinos, a esto hay que sumar aquellos que no están empadronados en Rincón. Hablamos con Rafael Morales, presidente de la comunidad de la Urbanización Vistabahía. Recuerda que compró su piso en en 2008, «era de los pocos que quedaba por vender. Entonces apenas eran cuatro urbanizaciones, pero nos dijeron que había proyectado un supermercado y hasta un campo de golf. Todo esto era monte pero pensábamos que íbamos a vivir en un pequeño núcleo urbano. Pero no se ha hecho nada de lo que se hablaba, solo más urbanizaciones». El problema no es ese, aunque ahora la situación ha mejorado considerablemente, los vecinos han aguantado mucho. «La basura no se recogía, apenas un par de veces a la semana. Recuerdo que había un camino con un paseo y una balsa de agua abajo, era muy agradable, no venían a limpiar ni podar y se dejó. Además las urbanizaciones se comunican todas entre sí por una carretera, ahora la mayoría están cortadas por los robos de alcantarillado y cables eléctricos y han puesto vallas por las que no es muy difícil acceder», recopila Morales.

«Cuando empezamos a ver que la zona se abandonaba, la respuesta del ayuntamiento (con otro equipo de gobierno) fue que esto tenemos que recepcionarlo nosotros y que ellos no se van a hacer cargo, yo no sabía ni qué era recepcionar. Resulta que esto es como una mancomunidad, donde cada comunidad de vecinos es como si fuera un propietario, y entre todas tenemos que hacernos cargo de pagar luz, adecentar los jardines o la basura, pero lo que nosotros decimos es que si pagamos el IBI y la basura por qué tenemos que hacernos cargo de eso… Quien vive en Rincón eso lo hace el ayuntamiento», recuerda afirmando que el actual gobierno se hace cargo de la basura y la luz.

Tuvimos que protestar mucho para que se hiciera un aparcamiento, mi comunidad, por ejemplo, ya son 233 viviendas, con un aparcamiento por casa, y en la mayoría de casos se tienen dos coches. No teníamos donde aparcar, incluso la policía local tenía orden de no multarnos porque no había sitio donde dejar el coche. Además junto al aparcamiento hicieron un parque, lo hicieron porque cuando se hizo el campo de rugby no sabían qué hacer con la tierra y aprovecharon. Reclama que aunque la situación de la recogida de basura ha mejorado mucho se necesitan más cubos de basura y reemplazar los que están en mal estado. Del mismo modo se quejan de que prácticamente están incomunicados del restos del municipio porque no cuentan con aceras que conecten la urbanización con puntos cercanos como el Centro Comercial y se quejan que la ruta actual de Rincónbus es insuficiente. Respecto a esto el ayuntamiento ha anunciado que gracias a los últimos presupuestos se va a ampliar la ruta dando una nueva línea de autobús que pasa por Parque Victoria y no se quede en apenas unas calles, llegando incluso al campo de rugby Manuel Becerra.

Una de las grandes quejas de los vecinos era la situación de las rotondas y arbustos que apenas de desbrozaban dos veces al año. Ahora por fin el ayuntamiento ha hecho público un plan de acondicionamiento y embellecimiento de rotondas que afecta a las cinco rotondas de la urbanización así como a las dos entradas de la misma. Consiste en la instalación de 1.500 metros cuadrados de césped, playas de bolos en las rotondas y aporte de grava y tierra para nivelar el terreno. Además el equipo de gobierno ha declarado a este periódico su deseo de desbrozar también el resto de calles de la urbanización en las próximas semanas.

Carretera cortada en Parque Victoria.
Carretera cortada en Parque Victoria. / V.B.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, explica la situación en la que se encuentra la urbanización. «El anterior gobierno del PSOE cuando empezó a gestionar la recepción de la urbanización hizo un acta de recepción condicionada. Dijo que recepcionaba la zona siempre que se realizarán una serie de obras que quedaban pendientes. Pasó el tiempo y esas obras no se realizaron, por silencio administrativo la junta de compensación, formada por todos los propietarios de esos terrenos, entendió que estaba recepcionada. Por ello reclamaron a un tribunal que les dio la razón, diciendo que entendían que las urbanizaciones estaban recepcionadas, que era un acto reglado y no se podía condicionar. Este gobierno inició un expediente declarando lesivo para los intereses municipales ese acuerdo que se tomó de recepción condicionada. Ahora estamos pendientes de la resolución judicial. Si la sentencia es favorable a nosotros los promotores tienen que terminar las infraestructuras que faltan y si dicen que no el obligado es el ayuntamiento y las obras que faltan de urbanización tendríamos que pagarlo todos los ciudadanos», explica.

De este modo legalmente está recepcionada por el ayuntamiento pero hay un proceso de declaración de lesividad pendiente de sentencia. El regidor admite que la zona no se trata como otra del municipio y añade que «eso no tendría sentido». Y continúa: «En la parte norte, que no está urbanizada, se han llevado los cables, las tapaderas de alcantarillas... todo. Por seguridad cortamos el acceso a esa zona. En el resto el ayuntamiento paga la luz y no hace el mantenimiento que todo el mundo está demandando. Pero con nosotros siempre se desbroza y se lo decimos a los vecinos, Parque Victoria avanza algo cuando gobierna el PP. El segundo acceso a la urbanización lo hicimos nosotros, al igual que esa rotonda y su acondicionamiento. Ahora estamos en fase de adjudicación de la mejora y mantenimiento de las rotondas grandes de arriba. La primera rotonda con el aparcamiento y parque infantil lo acondicionamos nosotros, el campo de rugby y el segundo acceso al colegio lo hemos hecho nosotros, pero sí el mantenimiento hay que mejorarlo», reconoce Salado.

Además el alcalde revela que en estos dos años el ayuntamiento ha dialogado con AVRA, la agencia de la vivienda y rehabilitación de Andalucía, y con distintos grandes promotores que quieren comprar las parcelas que quedan por urbanizar: «Hemos intentado que sean ellos quienes paguen las infraestructuras y nosotro retiramos la demanda de lesividad. La cosa va bien, hay grandes inversores que están interesados en comprar las parcelas. En negociaciones que hemos tenido con varios promotores, podemos decir que hay uno interesado en adquirir prácticamente todas las parcelas que quedan por urbanizar y él se haría cargo de hacer todas las infraestructuras que faltan con un valor de más de 4 millones de euros», adelanta.

Por último, Francisco Salado aventura el futuro de la urbanización: «Espero que se culmine la compra por este inversor del sector porque tenemos su compromiso de hacer las obras que necesita, no solo en la parte norte sino en la urbanizada, mejorando los jardines y dando más calidad a la zona. Si sale esa operación, Parque Victoria se va a convertir en una urbanización de referencia no solo en el Rincón sino en toda la provincia de Málaga. Ese sector 'ha tenido muchos novios', han venido muchas empresas interesadas», afirma. Además recalca la figura del equipo de gobierno en el futuro de la zona, «es muy importante la postura inamovible del ayuntamiento, de reconocer que la urbanización no está recepcionada y no dar una licencia más, aunque por ley tienen derecho ellas, yo me he negado, he dicho 'no doy ni una licencia hasta que no se comprometan a terminar las infraestructuras'. Gracias a eso se ha hecho que no se vayan vendiendo las parcelas que son atractivas urbanísticamente y dejar el muerto del sector norte. Esa posición ha hecho que el inversor que venga se comprometa a terminar todas las infraestructuras porque saben que no va a tener licencia del ayuntamiento por mucho derecho que tengan. Eso ha hecho que venga una persona interesada en comprar todo el sector y vayan a pagar los 4 millones de euros», sentencia.