«Estoy desesperada, me desahucian y me quedo en la calle con mis cuatro hijos»

Ana Isabel, junto a dos de sus cuatro hijos, preparando la mudanza. /Eugenio Cabezas
Ana Isabel, junto a dos de sus cuatro hijos, preparando la mudanza. / Eugenio Cabezas

El banco Santander echará hoy de un piso 'okupado' a una madre de 38 años tras negarse a formalizar con ella un alquiler social, a pesar de la mediación del Ayuntamiento

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

«Estoy totalmente desesperada, me desahucian mañana (por hoy) y me quedo en la calle con mis cuatro hijos, sin un lugar donde vivir». Con estas palabras, visiblemente emocionada, se expresó ayer Ana Isabel Hachutegui, una vecina de Rincón de la Victoria, de 38 años, que lleva viviendo dos años como 'okupa' en una vivienda propiedad del banco Santander, situada en la barriada de San Isidro, junto al supermercado Supersol.

«Me metí en este piso de 'okupa' porque no tenía un lugar donde vivir, sé que lo que hice no estuvo bien, pero era una casa que llevaba muchos años vacía, y estoy dispuesta a pagar un alquier social, dentro de mis posibilidades», sostuvo esta madre, que tiene una hija de 18 años, dos varones de 17 y 8, y una pequeña de 7, que padece una enfermedad crónica.

La menor fue recientemente operada del corazón y padece una hepatitis autoinmune. En concreto, está aquejada de una enfermedad hepática que se produce por una disfunción del sistema inmunitario, que provoca que éste ataque y destruya las células del hígado. Es decir, los mecanismos de defensa del propio cuerpo reaccionan frente a las células hepáticas. Un enfermedad poco común pero que se vuelve crónica, por lo que requiere de atención médica permanente, según detalló la progenitora.

«Desde el Ayuntamiento se ha hecho todo lo posible para evitar este desahucio», sostienen

Hachutegui no tiene un trabajo estable, y realiza sólo algunas tareas de limpieza en viviendas de la zona. En Rincón de la Victoria vive desde hace unos años su madre, aunque lo hace en un apartamento de un sólo dormitorio, por lo que «aquí no cabemos los cinco», se lamentó la madre. A principios del pasado abril, con la mediación del Ayuntamiento, Achutegui consiguió parar un primer intento de desahucio, «con la promesa de que me iban a firmar un alquiler social, pero ahora quieren echarme sin más, se han cerrado en banda y no quieren alquilar», dijo la madre.

Por su parte, desde el Consistorio rinconero confirmaron a SUR este hecho y explicaron que desde el departamento de los Servicios Sociales Comunitarios presentaron en su día toda la documentación que requería la entidad bancaria, llegando a impedir un primer desahucio. «Desde el Ayuntamiento se ha estado muy pendiente del caso desde el primer día, haciendo todo lo posible para evitar este desahucio de una madre con sus cuatro hijos», apostillaron.

Llamamiento a la movilización

Las mismas fuentes aseguraron que ante la situación, desde el Ayuntamiento se le han ofrecido distintas alternativas que el protocolo de Bienestar Social contempla para las personas en riesgo de exclusión social. Entre ellas, el pago de un alquiler durante el máximo de tiempo que contempla este protocolo, que es por seis meses. «Pero cuando voy con 4 niños y en mi situación, nadie me quiere alquilar una casa», se quejó la madre.

Por su parte, desde la formación Podemos en Rincón de la Victoria han hecho un llamamiento a la movilización ciudadana para apoyar a esta madre. Así, pidieron que los vecinos que quieran solidarizarse con ella acudan hoy a las 11.30 horas a las puertas de la vivienda para mostrarle su apoyo. «Las gestiones realizadas por los servicios técnicos del Ayuntamiento para conseguir un alquiler social han sido rechazadas por el bnco Santander», manifestó la edil Rosa Ramada, quien exigió que «se paralicen los desahucios en los casos de familias en riesgos de exclusión social y de pobreza».