El Clínico aplica una técnica que mejora el resultado de las operaciones de cáncer de tiroides

La terapia, que es muy precisa, se emplea en aquellos pacientes cuyo tumor se ha reproducido

ÁNGEL ESCALERAMÁLAGA

El Hospital Clínico Universitario cuenta con una técnica de apoyo diagnóstico para operaciones en pacientes que sufren un cáncer de tiroides que se han reproducido (recidivas). Esta terapia, que es de gran precisión, está contribuyendo a mejorar el pronóstico de estos enfermos. Se estima que aproximadamente 15 de pacientes de cáncer de tiroides que tienen recidivas se beneficiarán cada año de esta nueva técnica de apoyo al tratamiento quirúrgico. Ya han sido tratados con ese sistema siete enfermos con buenos resultados.

Un equipo multidisciplinar, integrado por especialistas en medicina nuclear, cirujanos, patólogos y radiólogos realiza este procedimiento, que aumenta los niveles de seguridad y precisión quirúrgica en casos muy complicados dentro de esta patología oncológica.

La técnica se desarrolla a través de la aplicación de un radiofármaco mediante punción directa en la zona afectada, con la ayuda de imagen ecográfica y el apoyo de un especialista en anatomía patológica. El proceso se lleva a cabo en el área de medicina nuclear unas horas antes de trasladar al paciente al quirófano, donde será posteriormente intervenido del cáncer.

La novedad consiste en marcar con precisión los nódulos del cuello afectados por el tumor para que estos puedan ser abordados con exactitud por parte del cirujano. Así, el especialista en medicina nuclear, que acompaña al equipo quirúrgico durante la intervención, usa una sonda que sirve para medir la radioactividad de los ganglios previamente marcados, lo que facilita la extirpación solamente de aquellos que se encuentran afectados.

La notable disminución del tiempo de la operación, así como de la exposición anestésica y, sobre todo, el aumento de la precisión para la extracción de los tejidos afectados, que mejoren el pronóstico de los pacientes (la mayoría ya reintervenidos), son las principales ventajas de esta técnica.

La aprobación y la coordinación entre distintas especialidades para el abordaje quirúrgico de estos casos especiales, utilizando para ello radiofármacos, surgió a propuesta de la Comisión de Cáncer de Tiroides, constituida en el Clínico a principios del año pasado y compuesta por un equipo multidisciplinar formado por especialistas en medicina nuclear, oncología, radioterapia, cirugía, endocrinología, radiología y anatomía patológica.