Alicia en el país del machismo

directo

/ Youtube

  • Una estudiante de Albacete sacude las conciencias con un corto sobre violencia de género. «Hemos tenido que bloquear los comentarios por las aberraciones que se decían», lamenta su profesor

Se trataba de un trabajo voluntario para el departamento de Inglés, un vídeo de temática libre en el que poner a prueba creatividad y conocimientos técnicos para participar en el Short Movies Festival, que por séptimo año consecutivo organiza el Instituto de Enseñanza Secundaria Diego de Siloé, de Albacete. Pero el poderoso alegato que la alumna Alicia Ródenas ha realizado en contra de la violencia que la sociedad ejerce sobre las mujeres desde que nacen ha trascendido los muros del centro educativo.

Un mensaje tan sencillo como demoledor, que ha sido capaz de impactar en la conciencia colectiva y sacudirla hasta preguntarse qué se está haciendo mal para que una joven de 17 años haya optado por este discurso y haya tenido una repercusión mediática tan extraordinaria. Su vídeo ‘Ahora o nunca’ se ha hecho viral. Supera ya las 220.000 visualizaciones y los 3.600 ‘Me gusta’ desde que el pasado 29 de marzo el instituto lo subiera a su propio canal de YouTube. «En la vida pensé que podía alcanzar esta trascendencia, pero si sirve para concienciar sobre este tema, bienvenida sea», confiesa abrumada Ródenas.

Esta alumna de segundo de Bachillerato –rama de Humanidades y Ciencias Sociales– tuvo claro desde un principio de qué trataría su corto. «Desde hace un par de años, estoy muy sensibilizada con la violencia de género y este proyecto me ha dado la oportunidad de hablar sobre los micromachismos», aclara. Dura algo más de cinco minutos, en los que Alicia encadena cien frases machistas. Una tras otra, sin dejar de mirar a cámara y sobre un fondo negro «para fijar la atención del espectador», subraya. Comentarios que van desde los que imponen roles de género en la infancia, como «si te ven jugar con los niños, te llamarán marimacho», a los que siguen en la adolescencia: «¿Informática? ¿No prefieres bailar? Con lo guapa que estás con falda» o «así vestida pareces una puta; si no querías que te mirase, ¿para qué llevas ese escote?». El vídeo, que va creciendo en intensidad y dramatismo, con juegos de zoom y el acompañamiento de una banda sonora, concluye con referencias directas a los malos tratos, como «si te mira otra vez, le doy» o «no me dejes o hago una locura».

Insultos en las redes

El texto original pertenece a la obra ‘¡Qué niña tan bonita!’, de Ro de la Torre, una aparejadora madrileña de 26 años que tras la manifestación del 7 de noviembre de 2015 contra la violencia machista pensó que sería buena idea escribir todas las frases que había escuchado en ella. Su publicación en Facebook y luego en la web feminista Locas del Coño también se hizo viral. Alicia ha pedido permiso a la autora y confiesa que no ha movido una coma del texto original. «Me lo leí varias veces y me lancé a decirlo a cámara sin apenas repetir. Me salió natural», recuerda. Alicia ha contado con la «paciencia» de sus padres y la colaboración de su hermano, diseñador gráfico, para la grabación. La hizo en un dormitorio de su casa, con dos flexos «y con la ayuda de internet, que nos aclaró cómo había que colocar las luces para que no hubiera sombras», explica Alicia.

Sus profesores no escatiman elogios hacia ella. «Es una alumna muy buena, colaboradora, extrovertida y siempre dispuesta a ayudar a sus compañeros», expresa Lucía Roncero, jefa de estudios del instituto. La propia Alicia, que aunque aficionada al teatro tiene claro que estudiará Psicología, completa su descripción: «Me gusta escuchar a la gente, atenderla y comprender qué le está pasando».

Pero ahora es ella la que está preocupada por la críticas «destructivas» que ha recibido su trabajo en YouTube. «Estoy feliz con la acogida y encajo bien todas las críticas, buenas y malas; creo que son necesarias, pero no comprendo el insulto gratuito», se lamenta.

Su profesor de Inglés e impulsor del festival de cortos, Javier Calera, se ha visto obligado a bloquear los comentarios en YouTube «por las aberraciones que se empezaron a decir en esta última semana». Admite que está «fastidiado» por ello. «Creemos que las críticas son parte de la formación, pero hay líneas rojas que no se pueden traspasar, como insultos a la familia y las amenazas de tipo sexual», detalla.

Calera, con 27 años de experiencia como docente, confiesa sentirse «muy orgulloso» de Alicia. «Solo por su implicación y buen hacer merece la pena todo».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate