Los 13 saltos de agua más sorprendentes de la provincia de Málaga

Tras las últimas lluvias invernales, la primavera ofrecerá una de sus mejores caras en las cascadas de ríos y arroyos del territorio malagueño

Barranco Blanco en Coín / Javier Almellones
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Tras las últimas lluvias invernales, la primavera ofrecerá una de sus mejores caras en los vertiginosos saltos de agua de ríos y arroyos del territorio malagueño. Desde la Axarquía hasta la Serranía de Ronda se pueden ver durante las próximas semanas espectaculares cascadas que, en ocasiones, se pueden ver después de algunas rutas de senderismo. Disfrutar de ellas es un buen homenaje de cara a la celebración del Día Mundial del Agua, el próximo 22 de marzo.

Sima del Diablo (Júzcar)

  • 1

Con este llamativo nombre, bautizaron hace algunos años los miembros de la asociación Pasos Largos a una de las cascadas más escondidas de la provincia. Hoy es popularmente conocida por los que se inician al barranquismo, ya que, por sus condiciones, es idónea para comenzar a practicar esta actividad llena de adrenalina. Se trata de un conjunto de saltos de agua sobre un arroyo que suministra un importante caudal al río Genal. El más alto de ellos mide unos 10 metros de altura.

UBICACIÓN: pincha aquí

Cascada del Sinaí (Júzcar)

  • 2

Este salto de agua, también conocido como ‘chorrera’, está situado muy cerca de la Sima del Diablo, si bien, en este caso está en el cauce de otro arroyo afluente del Genal. Eso sí, se encuentran a relativa poca distancia, muy próximo también a la antigua Fábrica de Hojalata y al despoblado de Moclón, en el término municipal de Júzcar. Se puede ir por un estrecho sendero, aunque no está exento de dificultades técnicas y orográficas. Además, hay que cruzar en varios casos las aguas del Genal en esta zona. Su caudal depende mucho del año hidrológico.

UBICACIÓN: pincha aquí

Chorreras de Balastar

  • 3

En la parte baja del pueblo de Faraján se pueden ver dos llamativas cascadas, conocidas como las 'chorreras' de Balastar, nombre con el que denominaba a un antiguo poblado árabe ya desaparecido. A ambas cataratas se llega fácilmente desde el propio casco urbano. Sobre todo, a la primera que está a poco más de medio kilómetro a pie. En ocasiones, estos saltos de agua pueden aparecer secos, pero no es porque haya escasez de agua sino porque se ha cortado temporalmente para el regadío de las huertas de la zona.

No te pierdas esta ruta de senderismo

UBICACIÓN: pincha aquí

Poza de la Virgen (Tolox)

  • 4

En el cauce del río Caballos sorprende el salto del agua que cae sobre una de las pozas cristalinas de la Sierra de las Nieves. A través de una ruta senderista que parte desde el Balneario de Tolox se llega hasta este enclave, conocido como la Poza de la Virgen, que está especialmente fría en primavera y en los primeros días del verano. También puede encontrarse prácticamente seca según avanza el verano en los años pobres hidrológicamente hablando.

UBICACIÓN: pincha aquí

Charco del Canalón (Istán)

  • 5

Merece la pena adentrarse en el cauce más alto del río Verde desde Istán para ver auténticas postales. Entre ellas, la más atractiva visualmente es el llamado Charco del Canalón, al que se accede por una cómoda ruta senderista que parte del propio pueblo. En este punto, se puede disfrutar de una pequeña cascada, eso sí, artificial, gracias a las aguas que se derraman de una canalización de regadío. En verano, es un lugar muy frecuentado tanto por vecinos como foráneos.

UBICACIÓN: pincha aquí

Consulta esta ruta de senderismo

Salto de la Rejía (Tolox)

  • 6

También sobre el río Caballos se puede ver la que se considera como la cascada más alta de la provincia de Málaga. Eso sí, para poder verla habrá que hacer el descenso de barranco con alguna empresa de turismo activo homologada, ya que se encuentra en un enclave muy complejo. El camino para llegar hasta allí comienza también el Balneario de Tolox, pero en esta ocasión hay que subir desde allí hasta el puerto de las Golondrinas. Tras recorrer unos 3,5 km se llega al inicio del sendero que lleva hasta el salto.

UBICACIÓN: pincha aquí

Jorox (Alozaina)

  • 7

Este espectacular salto de agua se encuentra en la aldea de Jorox, en el término municipal de Alozaina. Actualmente, para verla también hay que realizar un descenso en rappel con alguna empresa autorizada para el barranquismo, ya que desde hace algunos años desde las calles de este diseminado rural no se puede hacer sin permiso de un propietario de la zona (habría que pasar por su casa).

UBICACIÓN: pincha aquí

Barranco Blanco (Coín)

  • 8

En el Valle del Guadalhorce también hay impresionantes saltos de agua. Concretamente se pueden ver dos de grandes dimensiones en el paraje de Barranco Blanco. Se trata de un tramo del curso del Alaminos, un afluente del río Fuengirola, muy frecuentado en la época estival. Aunque en 2012 fue noticia por ser el origen del gran incendio que asoló miles de hectáreas, Barranco Blanco todavía se conserva en un relativo buen estado.

UBICACIÓN: pincha aquí

Cueva del Gato (Benaoján)

  • 9

Esta gruta, catalogada como monumento natural de Andalucía, es, en realidad, la puerta de salida del río Gaduares (también llamado Campobuches), un arroyo subterráneo, que se une metros más abajo con el curso de Guadiaro. Allí se puede contemplar un gran salto de agua que forma a su vez una poza de agua cristalina, a la que se conoce como el Charco Frío, por sus bajas temperaturas (incluso en verano).

UBICACIÓN: pincha aquí

Consulta esta ruta de senderismo

Río Manilva (Casares)

  • 10

En este río que desemboca en el Mediterráneo se encuentra el que se conoce como Charco de la Paloma (o del Estudiante). Desde los Baños de la Hedionda, siguiendo el cauce hacia arriba se llega en una primera instancia al Charco del Infierno y, poco después, hasta la citada poza, en la que sorprende la virulencia con la que baja el agua en una bonita cascada. Se puede acceder allí a través de un itinerario fluvial de gran belleza.

UBICACIÓN: pincha aquí

Cascada de Picapedreros (Montes de Málaga)

  • 11

A un paso del barrio de Ciudad Jardín se puede ver, sobre todo después de lluvias copiosas, la conocida como cascada de Picapedreros. Aunque no está visible durante todo el año, sí resulta espectacular por sus dimensiones. Es fácil de ver si se hace una sencilla ruta de senderismo homologada. En poco más de treinta minutos de itinerario, si la pluviometría ha sido óptima, se podrá ver este salto de agua de los Montes de Málaga.

UBICACIÓN: pincha aquí

Consulta esta ruta de senderismo

Cascada de Patamalara (Torrox)

  • 12

Para llegar a este salto de agua hay que subir unos cuántos kilómetros río arriba por el cauce del Patalamara o Torrox, un río que suele ofrecer su mejor cara durante la primavera (en verano suele perder bastante caudal). Después de un bonito itinerario fluvial de casi cinco kilómetros se llega esta cascada de unos veinte metros de altura, una de las más bonitas de toda la Axarquía.

UBICACIÓN: pincha aquí

Consulta esta ruta de senderismo

Sima del Diablo (Júzcar)

  • 13

No todos los saltos de agua son de interior. En la costa más oriental aguarda la espectacular Cascada Grande de Maro, que tiene algo más de 15 metros de altitud y cae sobre el Mediterráneo. Se trata del último respiro del arroyo Sanguino, que antes de llegar a su fin deja una bonita estampa en el ya de por sí espectacular paraje natural de los Acantilados de Maro. En esta ocasión, para verlo es necesario hacerlo en kayak. Desde la playa nerjeña de Burriana salen frecuentemente excursiones guiadas en piragua aptas para todos los públicos.

UBICACIÓN: pincha aquí

Fotos

Vídeos