11 pozas refrescantes en el interior de Málaga

En la Costa del Sol y en la Serranía de Ronda se concentran algunas de esas charcas espectaculares, que suelen ser una buena alternativa para los que buscan la tranquilidad

Río Padrón/Sur
Río Padrón / Sur
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Muchos ríos malagueños recompensan en verano con pozas de aguas cristalinas. Muchas de ellas han sido durante décadas auténticas vecinas naturales, que, sabiamente, han usado vecinos de pueblos de su entorno. En la Costa del Sol y en la Serranía de Ronda se concentran algunas de esas charcas espectaculares, que suelen ser una buena alternativa para los que buscan la tranquilidad. Eso sí, en la mayoría de los casos habrá que sacrificarse y realizar previamente una buena ruta senderista.

1 El Charco Frío (Benaoján).

En uno de los enclaves más emblemáticos del parque natural de Sierra de Grazalema se encuentra esta poza de aguas cristalinas, situada a los pies de la Cueva del Gato, que está catalogada a su vez como monumento natural de Andalucía. El enclave, que cuenta con su propia playa, es espectacular. Eso sí, como bien indica su nombre sus aguas están a muy baja temperatura. Esto ocurre porque sus aguas proceden de un río subterráneo, el Gaduares, que ve la luz por primera vez a la salida de la gruta.

Ubicación: pincha aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

2 El Charco Azul (Jubrique)

Aunque está más cerca del pueblo de Genalguacil (por la carretera de Peñas Blancas), esta poza del arroyo Estercal se encuentran en el término municipal de Jubrique. Se trata de una auténtica piscina natural de este río que lleva sus aguas hasta el Genal. Para llegar hasta él hay que recorrer algo más de medio kilómetro por un carril de tierra. Si se continúa río arriba, se puede llegar hasta otras pozas interesantes, como la del Charco Encantado.

Ubicación: pincha aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

3 Pozas de Barranco Blanco (Coín)

Barranco Blanco
Barranco Blanco

Este enclave está situado en el cauce del río Alaminos, que a su vez desemboca en el río Fuengirola. Desgraciadamente, este paraje fue el punto de partida del peor incendio sufrido en la Costa del Sol (septiembre de 2012). Hoy la zona se conserva relativamente bien. El río igualmente no se vio afectado y conserva dos grandes pozas de aguas cristalinas. Eso sí, para acceder hasta allí, no se puede usar el vehículo, ya que está prohibido bajo multa adentrarse con el coche por esos carriles de tierra en época estival. Durante los fines de semana suele tener mucha afluencia de bañistas y senderistas.

Ubicación: aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

4 El Charco de las Viñas (Ojén)

Charco de las Viñas
Charco de las Viñas

Durante décadas este enclave del río Tejar (afluente del río Real) ha sido la piscina de los vecinos de Ojén. Actualmente cuenta con muy buen acceso desde el pueblo, ya que se encuentra junto al cementerio de la localidad. Desde allí, habrá que bajar a pie por unas escaleras para acceder a esta poza de cierta profundidad. Suele encontrarse limpio y no está masificado como otras pozas de la provincia.

Ubicación: aquí

5 El Charco de las Nutrias (Estepona)

Entre los ríos que nacen en Sierra Bermeja, sobresale el Castor, que deja a su paso por Estepona bonitas pozas de aguas cristalinas. Entre ellas una de las más accesibles es la que se conoce como Charco de las Nutrias. De grandes dimensiones, cuenta con una playa donde descansar apaciblemente mientras se disfruta del entorno de este espacio natural. Eso sí, para llegar hasta allí, habrá que andar no sólo unos cuantos metros río arriba sino también por parte de un carril de tierra, cortado al acceso de vehículos por la saturación que había llegado a suponer en la época estival.

Ubicación: aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

6 Río Turón (El Burgo).

Presa-Dique Turón
Presa-Dique Turón

Aunque este río también ofrece en Ardales algunas piscinas naturales, como la de la Olla, las más interesantes se encuentran en el término municipal de El Burgo. Desde este pueblo de la Sierra de las Nieves, se puede hacer una breve ruta senderista para disfrutar de algunas de ellas, donde desde hace años se bañan muchos vecinos de la comarca en verano. Eso sí, habrá que tener muchas precauciones a la hora de meterse en ellas, ya que suelen tener bastante profundidad.

Ubicación: aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

7 Pozas del Padrón (Estepona).

Río Padrón
Río Padrón

Junto al Padrón, el Castor es otro de los ríos que forman bonitas pozas de aguas cristalinas en su curso. Según se recorre este cauce hacia arriba, se irán viendo algunas pozas que parecen sacadas de una postal exótica. Eso sí, para llegar a las más bonitas, habrá que madrugar para evitar que se haga tarde. Igualmente, habrá que ir preparado para hacer este tipo de rutas anfibio, donde se alternan los senderos terrestres con los acuáticos.

Ubicación: aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

8 Charcos del Infierno y la Paloma (Casares).

El río Manilva forma dos bonitas pozas, muy cercanas entres sí, justo bajo la abrupta Sierra de Utrera, en el término municipal de Casares. A ellas se puede acceder desde un camino que va en paralelo al cauce desde el emblemático balneario de los Baños de la Hedionda. Su complejo acceso hace que no esté masificada como otras pozas.

Ubicación: aquí.

Ruta de senderismo: pincha aquí

9 Charco Redondo (Jubrique).

El río Genal ofrece grandiosas charcas a su paso. Entre ellas, la más popular es la conocida como Charco Redondo, una auténtica playa de interior, que cada verano se prepara para los veraneantes. Se hace una pequeña presa para que esta gran piscina natural sea de mayores dimensiones. Su acceso es muy cómodo, ya que se encuentra a unos pasos del Puente de San Juan, que permite unir a Algatocín con Jubrique y Genalguacil. Más complicado resultará aparcar en la zona, ya que no suele haber mucho espacio para los vehículos. Junto al río hay dos campings y una venta, que lleva el nombre de San Juan. Precisamente, por esa festividad se suele hacer allí una romería. Por tanto, habrá que evitar esas fechas si se busca la tranquilidad. Río arriba también se encuentra el Charco Estrecho, de menores dimensiones, pero mucho más sosegado que éste.

Ubicación: aquí

10 Charco del Canalón (Istán).

Charco del Canalón
Charco del Canalón

Esta poza está situada al final de una ruta que recorre el término municipal de Istán para finalizar justo allí. Una pequeña cascada, que realmente es artificial –agua derivada de una canalización para riego-, hace que este enclave tenga muchos adeptos en la época estival. Eso sí, habrá que tener mucho cuidado con las piedras resbaladizas del entorno para no caer al agua antes de querer hacerlo.

Ubicación: aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

11 Charca de las Mozas (Benahavís).

En esta localidad de la Costa del Sol se encuentra una de las pozas más profundas de la provincia de Málaga, con más de cuatro metros de profundidad. Se encuentra en las conocidas como Angosturas del Guadalmina, un bonito cañón situado a un paso de este pueblo malagueño. Precisamente, la cercanía al casco urbano y a la carretera por la que se accede hace que sea una charca muy frecuentada.

Ubicación: aquí

Ruta de senderismo: pincha aquí

Fotos

Vídeos