Diario Sur

La zona de Calancha refuerza su red de saneamiento con nuevas tuberías

Renovación de las tuberías en la barriada de Calancha.
Renovación de las tuberías en la barriada de Calancha. / L.P.
  • En las últimas semanas, concluyeron otras obras similares en el campo de fútbol de San Fernando y en las calles Severo Ochoa y Ortega y Gasset

El plan proyectado para ordenar y acabar con los problemas de abastecimiento y saneamiento en diferentes zonas de Estepona borró cuatro de sus puntos negros en las últimas semanas. El concejal del área Sociocultural y Servicios, Blas Ruzafa, explicó que la última zona que vio reparada estas redes fue la barriada de Lomas de Calancha, en donde se renovó un total de 500 metros de tuberías.

«Era de vital importancia para los vecinos de la zona, ya que sufrían continuas averías y roturas que provocaban cortes en el suministro de agua potable», explicó Ruzafa sobre unas obras que venían a reforzar el embovedado realizado en el arroyo de este mismo nombre en junio de 2015.

El edil aseguró que estas no fueron las únicas obras de este plan que concluyeron en las últimas semanas, y afirmó que tanto en el entorno del campo de fútbol San Fernando como en las calles Severo Ochoa y Ortega y Gasset se habían realizado trabajos para mejorar un saneamiento y una red de alcantarillado que provocaban inundaciones en los bajos de algunas viviendas y locales.

En estas últimas dos calles se aumentó el tamaño de sus tuberías para evitar estrechamientos y evitar inundaciones. Además, se construyeron pozos de registro en las viviendas fuera de la misma línea de la tubería de aguas fecales para que la obstrucción de un solo pozo no taponara totalmente toda la tubería de saneamiento de la calle.

Ruzafa explicó que de forma paralela, Hidralia está realizando labores de limpieza y adecuación de la red de saneamiento para prevenir al máximo las incidencias en épocas de lluvias en las zonas de mayor riesgo o necesidad por su ubicación.

Casco antiguo

Estos trabajos se realizan sobre todo en el casco antiguo y, en especial, en las zonas más conflictivas y sensibles a las inundaciones en épocas de lluvias. «El principal objetivo es garantizar el buen funcionamiento de las redes para evitar cualquier tipo de incidencia, más aún teniendo en cuenta el riesgo de precipitaciones que pueden darse a lo largo del periodo otoñal», afirmó.

Esta actuación es un complemento al Plan Director de Alcantarillado presentado recientemente por el Ayuntamiento y en el que Hidralia tiene previsto invertir diez millones de euros en actuaciones para mejorar el alcantarillado de toda la ciudad.