A la tecnología, mejor jugando

Alumnos y profesores del María de la O se preparan para la competición de mañana. /
Alumnos y profesores del María de la O se preparan para la competición de mañana.

150 escolares malagueños se suman al reto Lego y compiten con sus robots

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Han trabajado duro en las últimas semanas. Han montado sus robots y han planteado soluciones al reto que se les plantea, en esta ocasión relacionado con el agua. Mañana domingo tendrán que demostrar que su trabajo es el mejor. Como premio, un pase a la final nacional. El mejor equipo de España participará posteriormente en torneos internacionales.

El equipo ganador participará en la final nacional de este concurso que trata de fomentar las vocaciones científicas y tecnológicas

Las escuelas de Informática y Telecomunicación acogen la fase regional de una nueva edición del torneo clasificatorio First Lego League Málaga. Llegan 15 equipos, 11 de la provincia de Málaga (5 de institutos y seis de colegios), otro es un centro educativo de Jaén, también hay un equipo de una academia de robótica educativa y, finalmente, un equipo junior (de 6 a 9 años), con seis estudiantes también de una academia de robótica. De esta manera, se han acreditado 150 jóvenes, aunque durante estos meses de preparación han participado muchos más. En total se celebran 33 torneos por diferentes capitales españolas. Los ganadores participarán en la final que se celebrará en Logroño, los días 10 y 11 de marzo. De todos los participantes, se seleccionarán los equipos que viajarán a distintas ciudades del mundo, dentro de los torneos internacionales First Lego League.

Durante las semanas precedentes, los equipos han estado trabajando en el diseño, construcción y programación de un robot. Cada edición (esta es la 12.ª) la organización plantea un reto concreto. En este caso ha sido la gestión del agua, con el desafío Hidro Dinamics, que les ha obligado a pensar en dónde y cómo encontrar agua, cómo transportarla y cómo hacer el mejor uso y gestión del recurso.

Cinco de los centros participantes (dos institutos y tres colegios) son de difícil desempeño, a los que la Fundación Scientia ha becado con el objetivo de que también dispongan de las herramientas más innovadoras y motivadoras para incorporar la ciencia y la tecnología en el aula. Uno de estos centros es el colegio María de la O, de la barriada de Los Asperones, que también ha contado con el patrocinio de Vodafone, la UMA y la Junta de Andalucía para este proyecto de tres años de duración, destinado a los alumnos de 5º. y 6.º de Primaria. En este primer reto han participado una veintena de alumnos.

Los participantes diseñan, construyen y programan un robot y presentan un proyecto científico

Los chicos y chicas, ayudados por sus profesores, se han introducido en el mundo de la programación y la robótica, «algo que les ha fascinado; es un mundo que desconocían pero que les ha despertado un gran interés», explica el director del colegio, Patxi Velasco. Pero el camino hasta llegar a la competición no ha sido fácil. Los alumnos han tenido que aprender a programar con Arduino, han montado el robot y luego han tenido que conseguir que funcione y realice la tarea prevista, enganchar y transportar un objeto, que en su caso es una especie de bidón de agua.

«Hemos descubierto talentos ocultos en alumnos que no destacan», dice el director del María de la O

El centro ha recibido «con mucha ilusión» este proyecto, en el que tanto alumnado como profesorado se han implicado con mucho interés. «No solo implica el trabajo de programación de los robots y su construcción, sino que también se preparan proyectos científicos y trabajos en valores como cooperación o emprendimiento», comenta.

‘Todas las gotas cuentan’

Como el desafío de este año estaba relacionado con la gestión del agua, los escolares del María de la O han investigado sobre las causas y consecuencias de las inundaciones que padeció el barrio y cómo evitar que vuelvan a suceder. El lema de su mural en valores es ‘para formar el mar todas las gotas cuentan’ poniendo así en valor el trabajo en equipo que se ha desarrollado con estas actividades.

Las distintas actuaciones se han incorporado a las asignaturas de cada nivel y «hemos descubierto talentos ocultos en algunos alumnos que si bien en otras actividades propias de la escuela no destacan han encontrado en estos proyectos talentos y capacidades que ellos mismos no conocían. Solo por esto merece la pena el trabajo de los maestros que se han implicado y entusiasmado con este nuevo proyecto», reconoce el director.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos