Diario Sur

El sueldo medio crece por primera vez en Málaga tras la crisis pero sigue por debajo del de 2008

  • Los malagueños cobran un promedio de 1.098 euros brutos al mes, aunque cuatro de cada diez está por debajo del salario mínimo según la Agencia Tributaria

El trabajador malagueño medio no llega a mileurista. De acuerdo con los ingresos que declararon a Hacienda los asalariados de la provincia el año pasado, el sueldo promedio en la provincia se sitúa en 15.377 euros anuales brutos, cifra que dividida entre 14 pagas equivale a un salario mensual de 1.098 euros. Como de esta cuantía hay que restar las retenciones fiscales, el sueldo neto medio acabó por debajo de los 1.000 euros. No obstante, en 2015 hubo un cambio de tendencia: los salarios subieron por primera vez desde que empezó la crisis. Fue un aumento modesto, del 1,6% (en términos absolutos, de 249 euros anuales), pero representa un punto de inflexión esperanzador.

Harán falta varios años más de recuperación para que Málaga recupere el nivel salarial que tenía en 2008: actualmente está un 5% por debajo. Y como denunció ayer UGT, si se suma a esta merma la subida del coste de la vida, resulta que los trabajadores de la provincia tienen ahora un 16% menos de poder adquisitivo. En el ranking nacional, Málaga sigue en el vagón de cola: su salario medio anual es 5.062 euros inferior (un 17,5%) que la media. A nivel andaluz sí está por encima de la media (14.629 euros).

El aumento del salario medio no sólo se debe a que las nóminas estén subiendo por fin después de siete años marcados por congelación y recortes. También evidencia que hay más trabajo. Y es que la Agencia Tributaria elabora la estadística 'Mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias' sumando las nóminas recibidas por los asalariados a lo largo del año y dividiéndolas entre el número de declarantes. Así pues, el salario medio varía también en función de si los trabajadores están contratados durante todo el año o sólo durante unos meses; o de si están a jornada completa o parcial. Este es el motivo de que haya un importante número de malagueños que declaran unos ingresos inferiores al salario mínimo.

Así, de cada cien trabajadores de la provincia, 42 sumaron en 2015 ingresos inferiores a 9.080,4 euros, que es el salario mínimo interprofesional (SMI). Otro 25% se situó en la banda que va de una a dos veces el SMI, es decir, entre 648,6 y 1.297,2 euros mensuales. A partir de ahí hacia arriba, cada escalón salarial va teniendo cada vez menos ocupantes hasta llegar a la cúspide: los 1.826 malagueños que cobran más de 6.486 euros, es decir, más de diez veces el SMI. De éstos, por cierto, el 85% son hombres.

Y es que la estadística tributaria refleja el gran agravio comparativo que sigue existiendo entre hombres y mujeres en materia de sueldos. Los trabajadores suman ingresos medios de más de 17.000 euros anuales, mientras que las trabajadoras se quedan en torno a los 13.000: un 22% menos.

Por sectores también hay grandes diferencias. Donde mejores sueldos se pagan es en el financiero, con 32.518 euros anuales, seguido por el de industria extractiva, energía y agua con 27.638. A la cola está el sector primario, con 4.106 euros, seguidos de servicios de ocio (10.245) y servicios a la empresa (12.845).