Diario Sur

Luz verde al nuevo acceso a Portada Alta y Teatinos desde la autovía

Luz verde al nuevo acceso a Portada Alta y Teatinos desde la autovía
  • El vial estará listo en dos años en virtud del acuerdo entre el Ayuntamiento y Carrefour para cofinanciar la obra, ya que el enlace conectará con el centro comercial Alameda

Teatinos y Portada Alta recuperarán un acceso directo desde la autovía en el plazo máximo de dos años. No habrá un enlace de salida, pero la creación de esta nueva entrada hacia la glorieta de José Bergamín y la avenida Jorge Luis Borges permitirá reducir el colapso de tráfico que a diario se repite en las horas punta desde que hace casi siete años se eliminó la conexión con la ronda a raíz de la ampliación del enlace de Alameda-Barriguilla ejecutado por el Ministerio de Fomento. El proyecto hace tiempo que fue redactado por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), pero es ahora cuando se va a activar su ejecución, una vez que el Ayuntamiento cuenta con el visto bueno de la Dirección General de Carreteras y, sobre todo, con un convenio suscrito con Carrefour para cofinanciar las obras, ya que al margen de los vecinos y trabajadores de la zona, el gran beneficiario será el centro comercial Alameda al disponer de una entrada directa desde la autovía.

De los 2.016.540,85 euros que costarán las obras, la firma francesa aportará 980.100,01 (611.925,44 la empresa matriz y 368.174,57 su filial Carmila), según queda estipulado en el acuerdo que será aprobado este jueves por el consejo rector de Urbanismo. La multinacional deberá poner sobre la mesa un aval, pero no abonará su parte hasta que el nuevo vial entre en funcionamiento.

Dos años como máximo

¿Cuándo será? El Ayuntamiento se compromete a ponerlo en servicio en un plazo máximo de dos años a contar desde la aprobación del mismo en el consejo de la GMU, lo que situaría el horizonte en noviembre de 2018, aunque en el equipo de gobierno están dispuestos a sacar a concurso las obras en los próximos meses para que puedan ejecutarse a lo largo de 2017. La otra exigencia de Carrefour es que, como finalmente ocurrirá, la conexión con el centro comercial deberá estar señalizada.

Tal y como ha venido informando este periódico, la actuación consiste en recuperar un vial paralelo a la autovía que discurre bajo el nudo viario que Fomento ejecutó en 2010 pero que nunca llegó a completar por la falta de liquidez. El trazado tiene poco más de 200 metros de longitud, pero son más que suficientes para llegar a la zona del centro comercial y, de ahí, a Portada Alta a través de las calles Prosper Mérimée y Saint Exupery. La principal dificultad radica en la creación de un paso subterráneo para salvar la intersección con la salida a la autovía desde la avenida de Andalucía hacia el túnel de Carlos Haya. En cuanto al resto, consiste básicamente en reasfaltar el trazado e instalar el alumbrado. En este sentido, cabe reseñar que una vez ejecutada la obra, el Ayuntamiento deberá mantenerlo abierto al menos durante diez años. Además, los gastos de mantenimiento correrán por cuenta de las arcas municipales, toda vez que los ramales del nudo Alameda-Barriguilla forman parte del paquete de 35 kilómetros de la red de carreteras del Estado que en agosto de 2013 fueron asumidos por el Consistorio como contraprestación por la cesión de los terrenos del antiguo campamento Benítez.

Con esta obra se pondría fin a los problemas de tráfico que se registran desde la eliminación de la principal salida directa de la autovía con Teatinos, especialmente para quienes circulan sentido Antequera. Desde entonces, las únicas alternativas son salirse dirección Centro y cambiar de sentido en el cruce de la plaza Manuel Azaña (donde está la Comisaría Provincial) para luego continuar hacia la Ciudad de la Justicia; o bien usar el ramal que comunica con la autovía del Guadalhorce y desviarse por Jiménez Fraud en dirección al Hospital Clínico.