Diario Sur

La Junta levanta los reparos a un proyecto de 31 pisos en Málaga junto a la iglesia de San Felipe

Primera recreación del proyecto, aún sin los cambios requeridos.
Primera recreación del proyecto, aún sin los cambios requeridos. / SUR
  • La actuación, que prevé la apertura de una nueva calle y supondrá una inversión de casi seis millones de euros, espera la licencia de obras

La reactivación de la actividad inmobiliaria se deja sentir no solo en las zonas de expansión de la ciudad, sino también en el Centro Histórico, donde varios proyectos residenciales ven la luz tras años en letargo. Uno de ellos es el que está previsto levantar entre las calle Alta y Postigos, en la zona de la iglesia de San Felipe, en un espacio dominado ahora por solares y edificios en ruinas. Como ya informó este periódico (ver SUR 23/7/2016), esta intervención quedó en suspenso la pasada primavera a raíz de un informe desfavorable de la Consejería de Cultura. Sin embargo, después de que la promotora haya adaptado el diseño a los requerimientos de la Administración regional, ésta le ha dado luz verde y puede seguir adelante con su tramitación en la Gerencia Municipal de Urbanismo, donde la promotora ya ha solicitado la licencia de obras.

La propietaria es una empresa de Badajoz, Promociones Bujaco, que adquirió a un banco las parcelas y encargó al estudio de Gallego y Mota Arquitectos el diseño para construir 31 viviendas sobre dos plantas de sótano para 62 plazas de aparcamiento, todo ello valorado en una inversión aproximada de seis millones de euros. La actuación requirió de un estudio urbanístico previo al que Cultura puso varios reparos. Uno de ellos lo fue por la apertura de una nueva vía peatonal entre las calles Alta y Postigos, prolongando el eje de Chinchilla, en paralelo a Dos Aceras, lo que comunicará de forma directa la iglesia de SanFelipe Neri con el arca o alcubilla del Acueducto de SanTelmo que se conserva entre las calles Postigos y Carrera de Capuchinos.

Esta apertura está prevista tanto en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) vigente como en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Centro Histórico, por lo que se supone que contó en su momento con el preceptivo visto bueno de la Administración regional. Sin embargo, Cultura la rechazó porque no la consideraba suficientemente justificada.

Informe de Urbanismo

Ha sido necesario un informe específico de la Gerencia Municipal de Urbanismo que avale esta apertura viaria para conseguir que la Junta dé luz verde al proyecto, que también ha tenido que modificarse en varios aspectos de sus fachadas y cubiertas para adaptarse a lo expresado desde la consejería. Así, por ejemplo, se ha variado la distribución de los huecos de ventanas y balcones, y se han eliminado unas pérgolas previstas en la cubierta. Tras la autorización de Cultura, la promotora ya ha firmado con Urbanismo con convenio específico para abrir la nueva calle, y la licencia de obras de los pisos está pendiente de un nuevo informe autonómico sobre la demolición de los inmuebles existentes aún en las parcelas, y de la aprobación definitiva del estudio urbanístico que quedó bloqueado por los reparos del anterior informe. Esta aprobación podría producirse dentro de este mes, según expusieron fuentes cercanas al proyecto.

El desarrollo de las obras quedará condicionado igualmente a los sondeos arqueológicos que tendrán que hacerse en la parcela, ubicada en una zona en la que han aparecido varios hornos de cerámica medievales.