Guerra abierta entre Podemos y Costa del Sol Sí Puede

Martínez y cargos de CSSP./I. G.
Martínez y cargos de CSSP. / I. G.

Los portavoces del partido instrumental en Mijas y Fuengirola (y militantes de la formación morada) se querellan contra la líder regional, Teresa Rodríguez, por una supuesta vulneración de derechos fundamentales a causa de la gestión del Comité de Garantías

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La izquierda en la Costa del Sol se dirige irremediablemente a una grave crisis tras pasar el ecuador de la legislatura. La convivencia entre Podemos y el partido instrumental usado para la ocasión –la formación de Pablo Iglesias decidió no presentarse entonces a los comicios municipales de 2015–, Costa del Sol SíPuede, comienza a resquebrajarse, y a estas alturas CSSP parece tener la suficiente autonomía para no depender de Podemos.

Sin embargo, en este caso el tira y afloja ha ido un poco más allá, ya que los portavoces de CSSP en Mijas y Fuengirola, Francisco Martínez y Pedro Pérez; así como el secretario general de Podemos en Benalmádena, Félix Gil, se han querellado contra la líder del partido morado en Andalucía, Teresa Rodríguez, por un presunto delito de vulneración de derechos fundamentales.

Según el relato de los demandantes, Rodríguez reunió en septiembre del año pasado al Consejo Ciudadano de Andalucía y anunció, «sin previo aviso e incumpliendo de forma flagrante los estatutos de Podemos», la convocatoria de elecciones internas para la renovación del mismo. «Llevábamos ya unos meses organizados en un grupo que observaba con tristeza y mucha preocupación cómo una organización –Izquierda Anticapitalista– radical, de corte estalinista-leninista, comenzaba a parasitar al Podemos al que nosotros mismos encumbramos al Parlamento de Andalucía y desvirtuaba, día a día, el espíritu de cambio del 15M», sostienen los tres dirigentes. Tanto Martínez como Pérez consideran que no pueden realizarse unas elecciones internas en una comunidad como la andaluza, la que más diputados aporta al Congreso, sin unas garantías mínimas. «Sin un Consejo de Garantías Democráticas, órgano que vele por el cumplimiento de los estatutos de Podemos, celebrar unas elecciones es como hacer lo propio en un juzgado pero sin juez», pone de ejemplo el portavoz en Fuengirola.

Teresa Rodríguez
Teresa Rodríguez / Efe

Independientemente de la cuestión concreta, en la provincia de Málaga conviven tres sensibilidades diferentes: Los ‘pablistas’, fieles al máximo representante a nivel nacional; los ‘anticapi’, cercanos a Teresa Rodríguez; y los ‘errejonistas’, entre los que se encuentran los demandantes.

«Anticapitalista ha secuestrado a Podemos Andalucía, aplicando sus métodos dictatoriales en todas partes y hemos de rescatarlo aplicando la legalidad vigente, no como se ha hecho en Cataluña que, saltándose un marco de pacífica convivencia, han querido aplicar sus métodos y ahora se ven en la situación, penosa y lamentable, en la que se ven, criticando además todo aquello que se hace en Madrid por parte de Echenique, ya que no concuerda con sus planteamientos para Andalucía», explica Martínez. Aunque de momento ambos no ostentan las secretarías generales de Podemos en estos municipios, sí que ejercen como portavoces del partido instrumental, y en el caso de Martínez, es además el presidente de la formación. De momento, el único apoyo que tienen es el del secretario general de Podemos en Benalmádena, ya que el resto de líderes de CSSP en la Costa no comparten esta visión.

Enrique García, portavoz de Costa del Sol Sí Puede en Benalmádena, señaló ayer a SUR que no está de acuerdo con la presentación de la querella, y que así lo manifestó en varias reuniones. Pese a ello, García dice sí compartir el fondo del asunto, y criticó la gestión de Podemos Andalucía en lo referente al Comité de Garantías. En el caso de Marbella, José Carlos Núñez rechazó valorar esta cuestión porque no milita en Podemos.

SUR intentó, sin éxito, recoger la versión de la portavoz en Estepona, Rosario Luque, aunque fuentes consultadas creen que ésta tampoco habría firmado la querella. En el caso de su homólogo en Torremolinos, José Piña, éste rechazó valorar la presentación de la demanda.

Desde Podemos Andalucía explicaron ayer a este periódico que todo el proceso se llevó a cabo «con la más absoluta legalidad», y afirman que la querella «quedará en nada» porque a su juicio «no hay motivo alguno» para esta acción judicial. Pese a ello, deslizaron un mensaje con tintes rupturistas: «La presentación de la querella radica en la frustración de estas personas; y nada más».

Fotos

Vídeos