Diario Sur

La arquitecta de Mijas que incentiva a los niños a acudir al ambulatorio

Paula Duarte, sentada sobre uno de los puff donde los niños leen e intercambian libros.
Paula Duarte, sentada sobre uno de los puff donde los niños leen e intercambian libros. / Sur
  • El proyecto de la mijeña Paula Duarte, elegido para hacer más agradable la visita a los pediatras del Centro de Salud Cartuja de Granada

El proyecto de la arquitecta Paula Duarte Lueje (La Cala de Mijas, 03/10/1993) ha sido el escogido por los pediatras del Centro de Salud Cartuja de Granada, situado en el barrio del mismo nombre (una zona de alto absentismo escolar, entre La Paz y Almanjaya) como el ideal para incentivar a los niños a acudir a sus consultas y a fomentar el hábito de la lectura.

Los tres pediatras del citado ambulatorio (Ana Garach, Alberto Ruiz y Gracia García), uno de los más antiguos de España, solicitaron a la Escuela Arte Granada, a través del enfermero Julián Linares, una propuesta original que transformase el concepto del espacio en Pediatría y, con ello, que hiciera más agradable ese incómodo momento de ser diagnosticados por los doctores. La Escuela Arte Granada incorporó esta petición en la asignatura de Arquitectura Efímera, dentro del último curso del Grado de Arquitectura y Diseño de Interiores.

Todos los alumnos desarrollaron su trabajo bajo la tutela del arquitecto y profesor Sergio Castillo. Pero fue el proyecto de Paula Duarte el que reunió las condiciones idóneas por muchas razones. «Estéticamente, fue el que más nos gustó. Tuvimos en cuenta que no reunía peligro, no había que hacer obras y por cuestiones de higiene. A los niños les ha gustado; ya vienen con otra cara», indica el pediatra Alberto Ruiz.

El proyecto consiste en la instalación de 1.500 metros de cuerda, de distintos colores, que conectan la entrada del centro con cada una de las consultas: naranja (Alberto), verde (Ana) y amarillo (Gracia; a su vez para la consulta de la mujer), así como el rojo para un pasillo con paneles de información. Las cuerdas no son accesibles para los niños, ya que están en un lugar alto, mientras que los colores dan un mensaje positivo e incentivan la creatividad. Asimismo, hay varios puff, fabricados con neumáticos recubiertos de cuerda del color correspondiente a su consulta. La idea se puso en funcionamiento en julio tras ser realizada la instalación el 28 de junio.

Paula Duarte, que estudió en el Colegio El Chaparral y en el IES La Cala de Mijas, además de la carrera de Arquitectura en Granada, está satisfecha de que su idea ayude a muchos pequeños. «Yo quería que fuera algo diferente para los niños y que fomentara la lectura, y creo que lo he conseguido. Los niños siguen las cuerdas del techo y luego se sientan a leer, oír cuentos de los padres y a intercambiar libros. En la zona central del centro de salud hay una placa con mi nombre como autora del proyecto. Es para estar feliz», afirma esta reciente arquitecta, que ha visto premiado su esfuerzo y su imaginación antes de concluir la carrera (el proyecto fue elegido en marzo). Duarte está convencida de que su idea «puede extenderse a muchos hospitales y centros de salud de Málaga y provincia».

Temas