La exigencia de un edil de C's de tener un sueldo y áreas retrasa la moción de censura de Rincón de la Victoria

El pleno celebrado ayer contó con la presencia de partidarios y detractores de las pistas de pádel.
El pleno celebrado ayer contó con la presencia de partidarios y detractores de las pistas de pádel. / E. C.
  • Óscar Campos pide a su partido que le permita liberarse como edil de Transparencia y Gobierno Abierto para fiscalizar a los que serían sus socios de gobierno, PP y PA

Cuando todo parecía estar ya definido para firmar la moción de censura que desbancaría a la socialista Encarnación Anaya de la Alcaldía de Rincón de la Victoria, y colocaría en su lugar al popular Francisco Salado, uno de los dos ediles de Ciudadanos, Óscar Campos, se ha descolgado del acuerdo, y ha puesto sobre la mesa una nueva exigencia: quiere ser concejal liberado con delegaciones, algo que, en principio, le prohíbe su partido por estatutos.

Sin embargo, según ha podido confirmar SUR –aunque el aludido lo negó ayer en declaraciones a este periódico–, el concejal ha remitido por escrito a la dirección andaluza de su partido la petición para que le autoricen a saltarse este punto con el argumento de que quiere ser concejal de Transparencia y Gobierno Abierto «para fiscalizar la labor que llevarían a cabo los grupos de PP y PA», con los que firmaría la moción de censura para desalojar a PSOE y Ahora Rincón.

De hecho, las fuentes consultadas apuntaron que esta operación implicaría también que la diputada provincial de Ciudadanos y portavoz en Cártama, Teresa Pardo, entraría al gobierno del PP en la Diputación que preside Elías Bendodo, como vicepresidenta primera, justamente el puesto que ocupa ahora el que sería nuevo alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, que aún así se mantendría como diputado provincial. Fuentes de la dirección provincial de Ciudadanos mostraron ayer su «sorpresa» por estas informaciones y reiteraron que la posición de su partido es «no entrar en gobiernos que no presidan», tal y como recogen sus estatutos. «Hay conversaciones, es evidente, pero estamos hablando con todos, con el gobierno y con la oposición», dijeron.

Por su parte, tanto el líder del PP y exalcalde como el portavoz del PA, José María Gómez Muñoz ‘Pepín’, declinaron hacer declaraciones a SUR sobre las negociaciones en curso para interponer la moción de censura. No obstante, ante la insistencia, Salado se limitó a decir que «quedan unos flecos, ya os enteraréis», matizó. En todo caso, parece que la histórica enemistad entre ambos, que arranca cuando ‘Pepín’ fue expulsado del PP siendo alcalde en 2002, se superará con el acuerdo de que éste no asumirá delegaciones municipales ni entrará en la Junta de Gobierno, cargos que serán para su compañero de partido en el PA, José Luis Pérez. Todo apunta a que éste último ostentará las áreas de la Empresa Mixta de Medio Ambiente y Limpieza (EMMSA) y los Servicios Operativos, que ya llevó Gómez Muñoz durante los 16 meses en los que gobernó junto a PSOE, Ahora Rincón-Podemos e IU.

Las pistas de pádel de Añoreta

Por otro lado, ayer se celebró un pleno extraordinario, a petición de PP, PA y Ciudadanos, en el que salió adelante su propuesta para iniciar los trámites para modificar el PGOU con el objetivo de regularizar la situación de las cinco pistas de pádel situadas en la urbanización Paraíso del Sol, en Añoreta, un complejo que ha venido generando las quejas y denuncias de un grupo de vecinos, y el respaldo de los gestores y usuarios.

Representantes de ambos bandos acudieron a la sesión de ayer con pancartas. El pleno fue bronco, con acusaciones entre los grupos que negocian la moción de censura y el gobierno bipartito, de socialistas y Ahora Rincón-Podemos, que contaron con el apoyo de IU en su defensa de una expropiación de esta parcela, tal y como trataron de aprobar sin éxito en un pleno celebrado el mes pasado.

El momento de más tensión se vivió en el enfrentamiento entre ‘Pepín’ y la alcaldesa. La regidora acusó al líder del PA de «machista y misógino» por sus alusiones anteriores a que la regidora es «rehén y una marioneta en manos del líder de Ahora Rincón-Podemos y primer teniente de Alcalde, Antonio Moreno».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate