El ex alcalde de Alozaina acepta veinte años de inhabilitación por dos delitos urbanísticos

Antonio Blanco, que seguía como concejal de IU en la corporación, ha renunciado a su cargo esta misma semana

MONTSE MARTÍNMÁLAGA.

El ex alcalde de Alozaina Antonio Blanco (IU) ha aceptado una pena de veinte años de inhabilitación por los dos delitos urbanísticos de los que le acusaba la Fiscalía de Málaga. Esta misma semana Blanco ha presentado su renuncia al acta de concejal, en representación de IU, cargo que ocupaba actualmente en el Ayuntamiento de Alozaina, según ha podido saber este periódico.

La Fiscalía de Málaga imputó a Blanco en dos delitos urbanísticos cometidos en el ejercicio de su cargo como alcalde por conceder sendas licencias de obras, una de construcción y otra de reforma de vivienda en 2002 y 2003, en suelo rústico, por lo que pedía una condena de dos años de cárcel y ocho años de inhabilitación. Durante el juicio, la defensa del ex regidor y el fiscal sellaron un acuerdo de conformidad mediante el cual el ex alcalde se conformaba con una pena de inhabilitación para cargo público de veinte años.

La Fiscalía concluyó en su escrito de calificación provisional que las licencias concedidas por Blanco, que también fue vicepresidente de la Diputación de Málaga y diputado de Medio Ambiente, no eran legales porque tanto su construcción como su reforma se llevaron a cabo sobre suelo considerado rústico, que no es urbanizable en ningún caso. «Dichas licencias fueron concedidas con pleno conocimiento del acusado de que eran incompatibles con la normativa urbanística vigente».

Ediles de confianza

El Ministerio Público también solicitaba la misma pena, dos años de prisión, para dos de sus concejales de confianza durante su mandato, Salvador Arroyo, edil de Hacienda, y Salvador Chaves, responsable de Obras. Ambos formaban parte de la junta de gobierno local de Alozaina.

Esta misma semana Antonio Blanco ha decidido abandonar el Ayuntamiento de Alozaina, ahora gobernado por el PSOE, de cuya corporación municipal aún seguía formando parte como edil en representación de IU. Según han confirmado las fuentes consultadas, Blanco ya ha registrado su escrito de renuncia al acta de concejal.

Se trata del primer alcalde de IU condenado por un delito urbanístico. En la Axarquía son cinco los regidores, tanto del PSOE como del PP, que ya han sido sentenciados: Salares, Cómpeta, La Viñuela, Arenas y Canillas de Albaida. Precisamente el mandatario de este último municipio, Antonio Gregorio Díaz, ha iniciado los trámites para solicitar el indulto tras confirmar la Audiencia de Málaga la condena de siete años de inhabilitación que le impuso un juzgado de lo penal.

Fotos

Vídeos