El convenio de hostelería de Málaga, listo para su publicación

El acuerdo histórico pone fin a la discriminación de las camareras de piso externalizadas, conocidas como las 'kellys'./Ñito Salas. Archivo
El acuerdo histórico pone fin a la discriminación de las camareras de piso externalizadas, conocidas como las 'kellys'. / Ñito Salas. Archivo

Sindicatos y empresarios rubrican el texto definitivo del que es el acuerdo laboral más importante de la provincia al beneficiar a 80.000 trabajadores

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El acuerdo histórico que, entre otros asuntos, pone fin en la Costa del Sol a la discriminación de las camareras de piso externalizadas, conocidas como las 'kellys', acaba de superar su último trámite antes de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), para su aplicación a los 80.000 trabajadores que dependen del mismo. En la sede la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) se acaba de sellar el texto definitivo del que es el convenio colectivo más importante de la provincia y cuya negociación ha sido compleja, necesitando de la convocatoria de protestas y la amenaza de una huelga.

Finalmente, sin contratiempo alguno, esta manaña se ha puesto fin a este proceso, tras el que se marca un antes y un después para esta industria al acabar con la discriminación que venían sufriendo las 'kellys', que por realizar su trabajo bajo empresas externas al hotel percibían salarios que suponían la mitad que los de sus compañeras no externalizadas. En el nuevo acuerdo se da un paso de gigante contra la precariedad al poner fin a esta situación. El convenio recoge que «cuando las empresas externalizan los servicios y sus trabajadores hay que aplicar en su integridad el convenio de hostelería con la responsabilidad solidaria de las empresas principales y no el de empresas multiservicios, que empeoran las condiciones sociales y económicas», según destacaron tras el consenso los responsables sindicales de UGT y CC OO, Sergio de Oses y Lola Villalba, respectivamente. Este punto convierte a este acuerdo en toda una referencia en España, al ser el único que blinda las condiciones laborales de las camareras de piso, así como de los empleados de los departamentos de alimentación y bebidas, los de administración, que incluye recepción y consejería, y comerciales.

Además el convenio garantiza la paz social en el destino malagueño durante los próximos cinco años. Nunca antes se había firmado en la provincia un acuerdo de hostelería por más de tres ejercicios. Los empleados que se acogen al mismo se aseguran un aumento de sus salarios del 13% en este lustro, distribuidas en incrementos de sus sueldos del 3% al año en los tres primeros ejercicios y del 2%, en los dos restantes. El acuerdo recoge también otras mejoras sociales y avances hacia la flexibilidad laboral. Tanto empresarios como sindicatos coinciden en tachar el texto pactado como «un buen acuerdo para el sector, para los trabajadores y para el destino»,

 

Fotos

Vídeos