La caballa, explosión de sabor

La caballa, explosión de sabor

La caballa del Sur y su calidad están avaladas por la Denominación de Origen Caballa y Melva de Andalucía y su sabor tradicional nos traslada a la zona más meridional de nuestro país

GUÍA REPSOL

Siendo como es un producto andaluz por excelencia, su zona de captura es la costera del sur de España y de Portugal, entre los meses de abril y septiembre. El desarrollo de este pescado en conserva coincide en el tiempo con el de la industria conservera de la región, a finales del siglo XIX.El sabor tradicional del filete de caballa es propio del sur de España. Se aconseja adquirirlo en aceite de oliva, en filetes perfectos y firmes. En cuanto a sus características nutricionales, posee un alto contenido en proteínas y omega-3, vitaminas y minerales.

Consejos de compra y consumo

Armoniza maravillosamente con finos de Jerez; vinos de Montilla-Moriles, manzanillas en rama y otros blancos andaluces.

Los firmes filetes de la conserva de caballa se disfrutan con un buen pan y un buen aceite, junto con un tomate fresco si se desea.

Comentarios nutricionales

La caballa en aceite tiene un alto contenido de proteínas de gran valor biológico. Por su contenido lipídico, es fuente de ácidos grasos omega 3: los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA) contribuyen al funcionamiento normal del corazón. Además, posee un alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados e insaturados (ácidos grasos monoinsaturados + ácidos grasos poliinsaturados). Entre los minerales, se puede resaltar su alto contenido de selenio y fósforo. También destaca su alto contenido de niacina, vitamina B6, B12, vitamina D y E.

Los comentarios nutricionales de los alimentos se refieren exclusivamente al alimento genérico, sin indicación de marca, y están basados en el Reglamento (CE) Nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Las declaraciones de salud indicadas son las relativas al Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas a la relativas a la reducción de riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

Las cantidades indicadas son referidas a 100 gramos de porción comestible del alimento (parte que realmente se come (peso neto), es decir, aquella que queda después de quitarle la cáscara, hueso, piel o espinas, según el caso). Para los comentarios nutricionales, se han utilizado como referencia principalmente las Tablas de Composición de Alimentos de Olga Moreiras y col. 16ª Edición. 2013.

Armonías

Al margen de los vinos propios de Andalucía, encontramos otros caldos que le sientan de maravilla a unos buenos filetes de caballa del Sur. Por ejemplo, un vermut de Reus blanco seco, algún vino rosado de Somontano o Cigales, tintos procedentes de Tierra de León y jóvenes de El Bierzo y Valdeorras sin madera.

Fuente: Guía Repsol