Así funciona una plantación 'indoor' de marihuana

Dura batalla contra el tráfico ilícito de marihuana / ATLAS ESPAÑA

Los productores de esta droga cada vez usan tecnología más sofisticada para obtener mayores rendimientos

AGENCIASMADRID

Son cada vez más las plantaciones indoor de marihuana que descubren Policía Nacional y Guardia Civil en su lucha contra el narcotráfico. En los últimos meses se han requisado 4,5 toneladas de marihuana y se han desmantelado 300 plantaciones de cannabis. En España se realizan las primeras fases del proceso comenzando por la del cultivo, recogida y procesamiento de la marihuana. Finalizada la fase inicial, llega la de empaquetado en raciones y almacenamiento de los paquetes para organizar el transporte de los mismos utilizando principalmente el método de ocultamiento entre mercancía legal y transportarlos así a diversos países como Francia, Italia o Reino Unido.

Pero para llegar hasta este punto, las organizaciones han perfeccionado previamente sus plantaciones 'indoor' de cannabis consiguiendo que su producción sea más intensiva desde los puntos de vista cuantitativo y cualitativo.

Según han detectado los investigadores, se ha mejorado la selección de las semillas y la gestión de los cultivos con sofisticados sistemas de fertilización, climatización y utilización de tecnología de última generación que han permitido una producción permanente de cosechas de cannabis a lo largo del año.

Para ello, las organizaciones criminales hacen uso de todo tipo de herramientas que van desde reflectores, transformadores, cuadros eléctricos, balastros y sistemas de riego hasta aires acondicionados, ventiladores, filtros de carbono y antiolores, lámparas o circuitos de ventilación.

Así, consiguen evitar su localización y exprimir al máximo la capacidad de la plantación que conlleva un incremento de la inversión en las plantaciones, un aumento del rendimiento y por tanto, un incremento notable de los beneficios ilícitos que consiguen.

Las incautaciones de plantas aumentan un 538% en cuatro año

Las incautaciones de plantas de cannabis en España han aumentado un 538% en cuatro años, entre los años 2013 y 2017. En concreto, la Policía Nacional ha pasado de intervenir 176.165 plantas en 2013 a 1.124.674 en el año 2017.

A raíz de este dato, se decidió iniciar la 'Operación Verde', la suma de todas las operaciones relacionadas con el tráfico de marihuana, con la que se ha incautado de 4.516 kilogramos de marihuana, procedentes de 176.970 plantas, se han desmantelado 300 plantaciones 'indoor' de cannabis y se han arrestado un total de 814 personas en todo el país.

Con estas cifras, la Policía Nacional lidera la lucha internacional contra el cultivo y el tráfico ilícito de marihuana. Aunque el operativo, pionero en Europa y que ha contado con la colaboración de la Interpol y Europol, también ha conseguido incautarse de 5.487 kilos de hachís, 1.748 kilos de cocaína y 13 kilos de heroína.

Para ello, han trabajado más de 2.000 agentes que han investigado y seguido a organizaciones internacionales y nacionales asentadas en España y especializadas en el narcotráfico de marihuana. Gracias a las pesquisas de sus investigaciones se han hallado instalaciones dedicadas al cultivo y empaquetamiento de canabbis en viviendas, garajes, naves industriales e incluso en establecimientos públicos.