Qué se puede llevar (y qué está prohibido) en el examen de selectividad

Todos los años surgen dudas sobre el tipo de calculadora permitido en los exámenes. /SUR
Todos los años surgen dudas sobre el tipo de calculadora permitido en los exámenes. / SUR

Los estudiantes no podrán utilizar relojes inteligentes o calculadoras programables y deberán tener el pelo recogido

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El próximo martes comienzan las pruebas de evaluación para el acceso a la universidad, la antigua selectividad. Aunque desde la Universidad de Málaga, organizadora de las pruebas, se ha enviado a los institutos toda la información, siempre quedan dudas entre los alumnos respecto a lo que se puede o no llevar al examen.

Lo que no pueden olvidar en ningún caso es su documento oficial de identificación, como DNI, pasaporte, carnet de identidad o permiso de residencia. También es imprescindible la ficha de inscripción a la prueba y el resguardo de haber pagado las tasas correspondientes.

Los estudiantes podrán tener sobre la mesa bolígrafos, lápiz, sacapuntas y goma (en el caso de exámenes de dibujo). También se permite material de apoyo en función del tipo de examen, como un conjunto de regla, escuadra y cartabón, así como compás, en el caso de los exámenes de dibujo.

Para el examen de Latín se permite el uso del diccionario y de sus apéndices gramaticales, pero no de aquellas páginas (interiores o apéndices) con contenidos literarios y de evolución del latín al español. En el examen de Griego II se podrá utilizar cualquier diccionario de Griego-Español y su apéndice gramatical.

Aunque cada centro tiene asignada una escuela o facultad de la UMA, el llamamiento y distribución de los alumnos se realizará por orden alfabético de los apellidos, mezclándose los alumnos de los centros concurrentes a una misma sede con independencia del centro del que procedan.

Los alumnos deberán entregar los exámenes sin ningún tipo de identificación, salvo en la cabecera, para así conservar el anonimato, una vez separada esta. En cualquier caso, deberá utilizarse tinta negra o azul y no se firmarán las hojas de respuestas. La transgresión de esta norma mediante firma o cualquier otro signo que rompa el anonimato podrá ser motivo de anulación del examen.

La normativa de selectividad determina que todos los alumnos y alumnas deberán mantener los pabellones auditivos despejados para la verificación de que no se usan dispositivos auditivos no permitidos.

Tras la distribución de los exámenes y con el objeto de evitar el intercambio de información entre las distintas sedes que no hayan podido comenzar la correspondiente sesión de exámenes a la hora exacta, todas las personas deberán permanecer en el aula durante la primera media hora de cada examen.

En caso de que los examinadores encuentren a algún alumno copiando, éste deberá abandonar inmediatamente el examen de la materia de que se trate en el momento en que se detecte el hecho, siendo identificado por el responsable de la sede, quien dará traslado de los hechos a la presidencia del tribunal. El alumno no podrá presentarse a ningún otro examen de la misma convocatoria y los exámenes ya realizados serán calificados con cero puntos.

La normativa de Distrito Único Andaluz considerará que un alumno o alumna está copiando si se detecta la tenencia de calculadoras, audífonos, teléfonos móviles u otros dispositivos electrónicos que sean programables, con capacidad para el almacenamiento de voz y/o de datos o trasmisión de los mismos. Tampoco se permite la tenencia de relojes que aporten algunas prestaciones equivalentes a las anteriores.

Calculadoras

Todos los años surgen dudas respecto al uso de calculadoras programables. Por esto, la Dirección General de Universidades ha enviado a los institutos una nota informativa para aclarar a los alumnos qué calculadoras pueden utilizar en los casos en que está permitida (Matemáticas o Física, por ejemplo).

La normativa prohíbe el uso de calculadoras, audífonos, teléfonos móviles u otros dispositivos electrónicos que sean programables, con capacidad para el almacenamiento de voz y/o de datos o transmisión de los mismos. Pero como son muchos los modelos, y resulta imposible controlas las que son o no programables, «será responsabilidad del alumno comprobar si su calculadora cumple o no los requisitos».

Ante la sospecha de que se esté utilizando una calculadora no permitida, los examinadores harán una foto de la misma y tomarán nota del modelo, para comprobar posteriormente si se ajusta a la norma. Si no, el ejercicio quedará anulado, con una calificación de cero en esa materia.