Arranca parte del labio y de la barbilla a un turista de un mordisco sin mediar palabra

La víctima ingresó en el Clínico. /
La víctima ingresó en el Clínico.

La policía mantiene abierta una investigación para tratar de localizar al agresor, que según el joven noruego se abalanzó sobre él sin motivo alguno

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Agentes de la Policía Nacional investigan la «salvaje» agresión sufrida en Málaga por un turista noruego de 22 años al que un individuo le arrancó parte del labio y de la barbilla de un mordisco en mitad de la calle y «sin mediar palabra», según las primeras manifestaciones de la víctima.

El suceso ocurrió la madrugada del pasado día 8 en la capital malagueña. El joven contó a los agentes que le atendieron que, cuando caminaba por la calle buscando su hotel, ya que se había desorientado, fue atacado de forma sorpresiva por un desconocido, que se abalanzó sobre él y le propinó un mordisco en la zona del mentón. La única pista que pudo aportar de su agresor fue que se trataba de un hombre de raza negra.

Tras pedir ayuda, el joven fue trasladado en una ambulancia al Hospital Clínico de Málaga, donde se le practicó una primera cura. Posteriormente, se le derivó al Regional (antiguo Carlos Haya) para que fuese asistido por especialistas en cirugía plástica y maxilofacial, ya que había que reconstruirle la zona amputada por el bocado.

El herido ingresó en el Hospital Clínico, aunque luego se le trasladó al área de Cirugía Plástica del Regional

El joven, de 22 años, estaba de vacaciones en Málaga con su familia y ya ha regresado a su país

Los policías y los sanitarios que lo atendieron se impresionaron al comprobar el cariz de la agresión. «He visto de todo, incluso heridas más aparatosas que ésta, pero provocadas por un mordisco... La verdad es que nunca», confesaba uno de ellos.

No en vano, ante el alcance de la lesión, los responsables de la Comisaría Provincial encargaron la investigación del caso al Grupo de Homicidios. Esa misma noche, la policía arrestó por otros motivos a un hombre que, por sus características físicas y su agresividad, podía encajar con los hechos descritos por el joven. Sin embargo, el herido no lo reconoció como el autor de la ataque.

Tras su paso por el hospital, la víctima decidió regresar a su país junto a su familia, con la que se encontraba pasando unos días de vacaciones en Málaga. De hecho, la policía tuvo que hacer gestiones a través de Interpol para volver a localizarlo con el fin de que ampliara su denuncia, aunque, al parecer, él rehusó hacerlo. Aun así, ante la gravedad de la lesión, la comisaría decidió continuar la investigación de oficio para tratar de esclarecer el suceso.

 

Fotos

Vídeos