Una oncóloga malagueña, premiada para hacer un ensayo clínico sobre un nuevo tratamiento contra el cáncer

Francisco Aguilar, Elisabeth Pérez y Antonio Cobos./
Francisco Aguilar, Elisabeth Pérez y Antonio Cobos.

Elisabeth Pérez, que trabaja en el Hospital Costa del Sol, recibe el premio Carmen Lavigne que concede la Asociación Española contra el Cáncer

ÁNGEL ESCALERAMálaga

La oncóloga malagueña Elisabeth Pérez, que trabaja en el Hospital Costa del Sol de Marbella, ha recibido una ayuda para investigar, valorada en 36.000 euros, a través del premio Carmen Lavigne Hinojosa, que concede cada año la junta provincial de la Asociación Española contra el Cáncer. Gracias a esa financiación, la doctora Pérez llevará a cabo durante 12 meses un ensayo clínico de inmunoterapia del cáncer con linfocitos NK semialogénicos en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de Navarra, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida y alargar la supervivencia de enfermos de cáncer.

La investigadora ha participado este martes en una rueda de prensa en la que ha explicado su proyecto de investigación, acompañada por el presidente de la junta provincial de la Asociación contra el Cáncer, Francisco Aguilar, y el presidente del comité técnico de la cita junta, Antonio Cobos, en un acto celebrado en la sala de juntas del Rectorado de Málaga.

La doctora Pérez ha explicado que la inmunoterapia del cáncer consiste en dirigir los mecanismos de destrucción celular del sistema inmunitario para eliminar el tejido canceroso. Una de las células que se encarga de ese proceso es el linfocito NK (natural killer, es decir célula asesina). Su misión es combatir los tumores y defender al paciente. El objetivo de la oncóloga malagueña es desarrollar un ensayo clínico de inmunoterapia con esas células NK en el CIMA de Navarra y adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para plantear una hipótesis de trabajo que se iniciará con estudios en cultivos celulares y modelos animales para, seguidamente, comprobar el efecto de un nuevo tratamiento de inmunoterapia celular en pacientes metastásicos. La terapia se aplicara en enfermos con cáncer de colon, mama y cabeza y cuello.

La doctora Pérez ha dicho que la idea es extraer las células NK que atacan el cáncer para luego volver a introducirlas en el organismo y, solas o en combinación de un tratamiento con fármacos, que combatan el tumor con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los enfermos y que tengan una supervivencia mayor.

«Para mí, como investigadora, es un orgullo y un sacrificio personal y profesional recibir este premio. Desde que empecé a estudiar Medicina siempre me llamó la atención el sistema inmunitario, es decir, lo que son capaces de hacer nuestras defensas», ha comentado Elisabeth Pérez.

Por su parte, Francisco Aguilar ha recordado que el premio que conceden, con una cuantía de 60.000 euros anuales, es gracias a la generosidad de la familia Lavigne. «Este premio, que a nosotros nos llena de orgullo, nació del compromiso de la familia Lavigne Hinojosa con la investigación del cáncer», ha afirmado Aguilar. Además de los 36.000 euros destinados a la investigación de Elisabeth Pérez se han concedido otros 24.000 euros al proyecto Nuevas terapias epigenéticas para la sensibilización de células tumorales a la radioterapia, que lidera Luis Sánchez del Campo en la Universidad de Murcia, según ha precisado Antonio Cobos.

 

Fotos

Vídeos