Merkel sufre temblores en público por segunda vez en nueve días

La cancillería asegura que la jefa del Gobierno alemán «se encuentra bien» y no modificará su apretada agenda de los próximos días

OLATZ HERNÁNDEZ

La canciller alemana, Angela Merkel, participaba ayer en un acto oficial junto al presidente, Frank-Walter Steinmeier, cuando comenzó a temblar de forma incontrolable. Rechazó un vaso de agua que le ofreció uno de los asistentes y cruzó los brazos en un evidente esfuerzo para contener los espasmos involuntarios. Poco después, un portavoz de la cancillería aseguró a los periodistas que Merkel «se encuentra bien» y no modificará su agenda de los próximos días. La preocupación de la prensa no es baladí: el de ayer es el segundo episodio de este tipo que sufre la canciller en tan solo dos semanas y se produjo además un día antes de la cumbre del G-20.

El pasado día 18, la canciller trató de restar importancia a la inquietud sobre su estado de salud, después de que sufriera un visible temblor de manos y piernas en el acto público de recepción del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en Berlín. «Estoy bien, he bebido tres vasos de agua, que parece que me hacían falta, y ahora me siento de nuevo bien», dijo, achacando lo ocurrido entonces a una deshidratación. Bajo el sol y con una temperatura de 30 grados, las explicaciones de la jefa de Gobierno alemana tranquilizaron a la población.

Sin embargo, el acto en el que la política, de 64 años, participaba ayer tuvo lugar a puerta cerrada, en el palacio de Bellevue. A pesar de la ola de calor que se ha instalado esta semana en Alemania, en el momento de sufrir las convulsiones Merkel se encontraba en un ambiente donde difícilmente se puede sufrir una deshidratación. Se trataba de la ceremonia oficial de toma de posesión de la nueva ministra de Justicia, Christine Lambrecht.

Merkel lucía su aspecto habitual y con gesto serio continuó en su papel. La política rechazó además el vaso de agua que le ofrecieron, lo que desató de nuevo los rumores en la prensa internacional.