La Junta se compromete a invertir 20 millones para mejorar las carreteras del interior

Las obras de la variante de Arriate, que se prevé finalizar, están paralizadas desde 2010./Vanessa Melgar
Las obras de la variante de Arriate, que se prevé finalizar, están paralizadas desde 2010. / Vanessa Melgar

La Consejería de Fomento prevé ejecutar diez intervenciones en la provincia este año,varias de ellas en la Serranía de Ronda

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La Junta de Andalucía invertirá este año 20 millones de euros en mejorar las carreteras de la provincia de Málaga, principalmente vías del interior, a tenor del compromiso al que se llegó ayer en el pleno del Parlamento andaluz por el consejero de Fomento, Felipe López. Esta inversión, a la que se sumarán otros 8,5 millones para conservación, llega cuando ha crecido el malestar vecinal por el mal estado de estas comunicaciones en distintas comarcas malagueñas, como en la Serranía de Ronda, que arrastra un déficit histórico en este sentido pese a las actuaciones que se han llevado a cabo últimamente, como la mejora de los accesos a la circunvalación de la ciudad del Tajo y el arreglo, después de años de reivindicación, de la A-377 entre Gaucín y Manilva.

En este punto, cabe destacar que en Ronda se ha creado una plataforma que demanda una autovía que conecte el municipio con Málaga, infraestructura que descarta la Junta; y en Cortes de la Frontera y Ubrique, otro ente similar que pide el arreglo de la A-373. También un grupo de vecinos se encerró en la delegación del Gobierno andaluz en Málaga para pedir mejoras en las carreteras de la provincia, colectivo que prepara otras acciones.

En cifras

12,5
millones recibirá la Serranía para terminar la variante de Arriate y actuar en las vías Ronda-Ardales y Ronda-San Pedro, entre otras.
3
millones recibirán el Valle del Guadalhorce y la Sierra de las Nieves, principalmente, con la mejora de la seguridad de la A-357, entre otros.

En total, con la citada cifra, la Junta prevé ejecutar diez intervenciones este 2018 en Málaga. La Serranía de Ronda será la más beneficiada. Recibirá más de 12,5 millones que se concretarán en el reinicio de las obras de la variante de Arriate, que están paralizadas desde 2010 por falta de disponibilidad presupuestaria, y se encuentran en torno al 40%, situación que ha originado distintas protestas; en 4,7 millones que se destinarán a reforzar la seguridad en la A-367, entre la ciudad del Tajo y Ardales, una de las conexiones de Ronda con la capital malagueña; en más de un millón de euros para la A-397, entre la cabecera de la Serranía y San Pedro de Alcántara, y por tanto, la Costa del Sol; y en el arreglo de la A-373, entre Algatocín y la localidad gaditana de Ubrique, para la que se librarán cerca de 2,25 millones (Fomento ya trabaja en el estudio de la redacción del proyecto). En esta comarca, la cuantía anunciada se completa con 240.356 euros para la A-374, de Algodonales a Ronda, que supone la conexión con Sevilla para la ciudad del Tajo, en su punto más conflictivo, según la Junta.

Mejoras en la seguridad

En el Valle del Guadalhorce y la Sierra de las Nieves, principalmente, López se comprometió a mejorar la seguridad vial en la A-357, en los términos de Carratraca, Casarabonela, Álora y Pizarra, ya en licitación por casi tres millones; y en la Axarquía, a destinar 1,15 millones a la A-356, de Casabermeja a Vélez-Málaga, con un proyecto que se está redactando.

Por otro lado, Fomento tiene contemplado para este 2018 intervenir en el tramo en Torrox de la A-7207, antes del verano, con en torno a 48.400 euros; en la A-7205, concretamente con la construcción de una pasarela en el puente de Don Manuel; y en la conexión peatonal en la A-402, con una inversión de 150.000 euros.

Por último, desde el Gobierno andaluz señalaron una inversión de alrededor de 2,5 millones encaminada a mejorar la capacidad de los accesos al Parque Tecnológico de Andalucía, una actuación que se espera licitar este verano.

 

Fotos

Vídeos