El alcalde de Álora renuncia a presentarse a las elecciones municipales

José Sánchez, en el centro, junto a Susana Díaz en el último día de las sopas perotas./SUR
José Sánchez, en el centro, junto a Susana Díaz en el último día de las sopas perotas. / SUR

José Sánchez ha tomado la decisión tras cuatro victorias como hombre fuerte del PSOE porque considera que es el momento de que entren nuevas propuestas

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Hasta ayer era uno de los hombre fuertes del PSOE en Málaga. Una victoria simple y tres mayorías absolutas consecutivas en Álora habían situado a José Sánchez (todos lo llaman Epi) como uno de los referentes de la gestión municipal dentro y fuera de su formación. Sin embargo, ayer se hizo oficial su decisión de no presentarse a la alcaldía en las próximas elecciones municipales de 2019. «Me retiro», apuntó ayer a SUR, por teléfono durante la comida de Navidad del Ayuntamiento, en tono positivo y con la conciencia tranquila de haber dado lo mejor de sí por su pueblo: «Creo que durante este tiempo hemos transformado el municipio al cien por cien».

Seguirá militando en su partido –«de ahí nunca me iré», asegura–, pero abandonará por completo el servicio público. «Después de 16 años creo que he cumplido una etapa, me voy con tres mayorías absolutas y una simple a mis espaldas;es el momento de que llegue gente nueva y con ganas», comenta.

Asegura que no hay una causa concreta por la que abandona la política. «Estuve malo en 2017 y cuando me recuperé lo pensé y lo medité a fondo, vi que era el momento oportuno y había que retirarse;no hay más razones», añade. Sánchez estuvo varios meses apartados de su trabajo, sustituido en funciones por la que fue alcaldesa accidental Sonia Ramos, actual concejala de Cultura de la localidad y Teniente de Alcalde, segunda en la lista tras el regidor.

El alcalde milita en el PSOE desde 1990, pero no ostentó ningún cargo en la oposición ni en el partido hasta las elecciones de 2003, en las que se presentó por primera vez y consiguió arrebatar el bastón de mando a Izquierda Unida. Desde cero se hizo con el Ayuntamiento y ha ido renovando el apoyo del pueblo en los sucesivos comicios de 2007, 2011 y 2015, consolidándose como uno de los históricos del socialismo municipal malagueño. Sánchez explicó ayer que el partido celebrará primarias en enero. «No dispongo ni propongo a nadie, eso no sirve para nada, el que sienta que está preparado dé ese paso adelante y nunca tenga mi sombra detrás».

A lo largo de estos 16 años ha vivido «alegrías y penas» y ha vivido en primera persona la evolución de Álora. «Me he peleado mucho con las administraciones, ha sido un periodo muy intenso», añade. Como hito personal, recuerda la primera visita que el entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, hizo a Andalucía, fue en su pueblo. El futuro no está escrito, y asegura que regresa al mismo sitio desde el que llegó a la alcaldía, y empezará de cero.

La segunda de abordo en el Ayuntamiento, Sonia Ramos, explicó ayer a este periódico que entiende la decisión que ha tomado Sánchez:«La respeto, pero me ha puesto muy triste, como a la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de mi pueblo». Con respecto a si se presentará a las primarias, su respuesta no cierra ninguna puerta, aunque aún no lo ha pensado:«Ahora lo que toca es la Unión del Psoe y buscar a persona que sea capaz de conseguir el resultado que ha tenido Epi estas últimas legislaturas». Como secretaria general del partido en Álora, se pone «al servicio» de los compañeros para conseguirlo.

Tras su victoria en 2011
Tras su victoria en 2011 / SUR