Los españoles siguen prefiriendo ir al súper que hacer la compra por internet

Dos personas miran el lineal de productos refrigerados en un supermercado. /S. Tercero
Dos personas miran el lineal de productos refrigerados en un supermercado. / S. Tercero

Aunque las ventas 'online' de viajes y ropa no paran de crecer, el sector de alimentación es más clásico: solo se atreve el 2% del total

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Los españoles compran muchísimo por internet. Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación del comercio electrónico volvió a batir récord en 2018 al rozar los 40.000 millones de euros en compras 'online', con un crecimiento del 29% respecto a los 30.406 millones del ejercicio anterior. Y no solo es el gasto lo que cada vez va a más, sino también el número de compras, aunque también sean ahora de menor coste.

El número de transacciones superó por primera vez los 200 millones en los últimos tres meses del año, lo que representa un aumento del 33% con respecto al año anterior. Pero no en todos los sectores la venta 'online' se comporta igual. La industria con mayores ingresos al cierre de 2018 fueron las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 11,5% de la facturación total, seguido del transporte aéreo (8,6%) y las prendas de vestir (6,8%). Pero la alimentación sigue sin despegar.

Los datos de Competencia revelan un gran aumento del volumen de compras 'online' en hipermercados y tiendas de alimentación en el último lustro: de los 70,1 millones de euros en 2013 a los 207,9 millones en el cuarto trimestre de 2018. Sin embargo, conforme a la última encuesta realizada por la patronal sectorial Asedas (Asociación Española de Distribuidores de Autoservicio y Supermercados) salta a la luz una cifra destacable: solo el 2% de los españoles hace sus compras de mercado a través de internet de forma exclusiva. Además, un 76% afirma que prefiere ir de forma física al supermercado y solo un 20% alterna entre las plataformas web y la asistencia física a las tiendas.

El grupo de edad que más se decide a comprar exclusivamente 'online' es el de entre 35 y 44 años, aunque sigue representando solo el 2,8% del total. Entre los que solo compran en tienda física, el grupo de edad más común va de 55 a 64 años. Mientras que en los que mejor combinan ambas experiencias destacan los jóvenes de hasta 34 años.

Las conclusiones del estudio indican que la principal razón del bajo índice de adquisición de productos de alimentación por internet es simplemente la costumbre que tienen los españoles de hacer la compra en el supermercado por comprobar personalmente lo que se coge, aunque también pesa la desconfianza en el estado de los productos frescos.

El gasto total de los hogares españoles en alimentación volvió el año pasado a los niveles precrisis, al sumar más de 68.500 millones de euros, lo que significa un incremento del 1,6% respecto a un año antes. Según el último informe de consumo alimentario en España del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, este incremento se debe solo a la subida del precio medio (+1,8%), pues el volumen total decreció en dos décimas sobre 2017.

Son cifras altas como para que el sector de la distribución se preocupe por captar más clientes 'online'. Prueba de ello ha sido la alianza firmada hace unas semanas entre Carrefour y Glovo para ofrecer entregas en 30 minutos a domicilio cualquier día de la semana. Un servicio que hasta ahora solo daba Amazon y que busca contraatacar a las estrategias digitales de Mercadona y Lidl. Aunque esta opción por el momento en España solo estará operativa en Sevilla y Valencia.

Innovación en mínimos

Uno de los ejes que se han quedado estancados en el sector del gran consumo es la innovación. Según el último estudio de la consultora especializada Kantar, se ha mantenido en niveles mínimos históricos en el último año pues se han reducido en un 30% los lanzamientos de nuevos productos desde 2010, a pesar de la recuperación económica.

El informe revela que los niveles precrisis en innovación no se han recuperado, lo que refleja «un claro fallo de mercado», apuntan desde Kantar. A pesar de ello, las marcas de fabricante siguen siendo el motor de las novedades del sector, con el 94% de los productos innovadores del año pasado. Sin embargo, la consultora lamenta que a pesar de ese esfuerzo su presencia en algunas cadenas sigue siendo muy baja, como en Mercadona (solo referencia un 23% de los productos innovadores de las marcas de fabricante), Aldi (11%) o Lidl (8%).

Al lado contrario se sitúan Carrefour, en cuyos lineales se introdujeron un 84% de ellos, Alcampo (69%), El Corte Inglés (61%) y Eroski (52%). Kantar explica que esta presencia es un «factor decisivo» para que la innovación tenga éxito en el mercado y llegue a los clientes.

Más de la mitad de los españoles pide comida a domicilio

A pesar de que la mayoría de los españoles todavía se resisten a comprar alimentación por internet, el 51% pidió comida a domicilio en 2018, según el estudio 'Radiografía del consumo actual en Restauración y Delivery' de la consultora especializada Kantar. Los supermercados concentran solo un 7% del consumo fuera del hogar, con una media de 18 visitas al año: la mitad para comprar bebidas frías y 'snacks'.

Sobre todo crece la opción del 'take away' en restaurantes, pues más del 50% de los españoles afirma haber pedido comida para llevar a domicilio en alguno durante el año pasado. Aunque el 'delivery' digital va ganando terreno, continúa siendo el telefónico el que más alcance tiene (29%), según el estudio.