Ángel Trinidad, un éxito silencioso

Ángel Trinidad posa para SUR durante sus vacaciones de estos días en Marbella. /J. Rodríguez
Ángel Trinidad posa para SUR durante sus vacaciones de estos días en Marbella. / J. Rodríguez

Es capitán y fijo en la selección de voleibol, con 107 internacionalidades pese a competir desde hace cinco temporadas en ligas extranjeras

JULIO RODRÍGUEZ

Un 'millenial' con mucha mili. A sus 26 años el marbellí Ángel Trinidad de Haro ha logrado la meta inesperada más valorada por los profesionales: mantenerse en la élite. Un deportista que quiere crecer lucha por conocer el éxito y disfrutar de él, pero no todos consiguen una continuidad al máximo nivel, en este caso del voleibol. El colocador titular de la selección española disfruta de un breve descanso, después de participar en la European Golden League, y antes de volver a concentrarse con el equipo para afrontar el campeonato de Europa que se disputará en septiembre. A su espalda y en su cabeza lleva la experiencia de competir y vivir en solitario las ligas italiana, alemana, belga y francesa. La temporada más reciente, en su debut en el conjunto galo del Tours, ha sumado a su currículum un doblete, Liga y Copa con un dominio absoluto, ganaron 30 partidos seguidos.

Si se tratase de un futbolista, sus títulos y medallas le hubieran dado otra dimensión, sin embargo Trinidad es feliz haciendo lo que le gusta, el vóley, donde es toda una referencia dentro y fuera de la pista.

El malagueño ha logrado el doblete en Francia, ganando liga y copa con el Tours

Concienciado de la transformación social con la era digital, es el jugador de la selección que más interactúa en redes, sobre todo en Instagram. Hace concursos para regalar camisetas, no duda en responder a los aficionados y enseña trucos de fotografía para sus seguidores (en español e inglés) y no duda en responder a los aficionados. «Leo todos los comentarios e intento responder a todos los mensajes que me son posibles. Tratamos de estar cerca de la afición, de promocionar el vóley, trasmitir que son parte de nosotros». La edición de video y fotografía se ha convertido en algo más que un entretenimiento. Su canal de 'Youtube' cuenta con 3.500 suscriptores y el contenido didáctico es profesional. «Soy perfeccionista y me gusta hacer las cosas bien. Quién sabe si en un futuro cuando se acabe el deporte de élite me puedo dedicar al mundo de la fotografía que me gusta mucho», afirmó a SUR.

Nuevos galones

El malagueño se ha estrenado como capitán de la selección en la última cita internacional. Su madurez mental y profesional es clave para hacer las funciones de bisagra entre jugadores, técnicos y miembros federativos. «Es un privilegio capitanear la selección y lo asumo con gran responsabilidad, aunque sé que es algo temporal hasta la nueva convocatoria». Ha sido un fijo en las convocatorias de los últimos seis veranos, sólo se perdió los compromisos de 2016 por una lesión.

Acumula 107 partidos con los Red Lynxes –como se conoce a la selección española en el circuito del voleibol– la mayoría en esta época renunciando gran parte de sus vacaciones tras finalizar la liga francesa. Muy lejos de lo que puedan percibir los jugadores de las selecciones de fútbol o baloncesto, en otra dimensión, la razón para responder a la llamada del técnico Fernando Muñoz tiene un par de motivos sencillos. «Defender a tu país es ya importante de por sí. En el equipo nos conocemos desde hace muchos años, somos un grupo de amigos al que se van sumando jóvenes con muy buenas prestaciones», comentó Trinidad. Muchos se conocen desde que fueron subcampeones del mundo en Argentina en 2011 y subcampeones de Europa en Dinamarca en 2012.

Volverá al trabajo el 22 de julio en Guadalajara para preparar la gran cita de 2019, el Campeonato de Europa. El sampedreño disputará dos torneos preparatorios bilaterales durante el segundo periodo de concentración. Del 27 al 30 de agosto, la selección viajará a Turquía y del 6 al 8 de septiembre jugarán el segundo compromiso, en esta ocasión contra Egipto en Guadalajara.

El combinado nacional disputará la fase de grupos del Campeonato de Europa en Bélgica a partir del 13 de septiembre, donde se enfrentará a sus rivales del grupo B: Eslovaquia, Serbia, Austria, Alemania y el anfitrión, Bélgica. «Afrontamos con muchas ganas e ilusión el Campeonato de Europa porque es la segunda vez consecutiva que asistimos y esto ya es un paso muy positivo para la selección. El formato de competición ha cambiado y se abren las puertas a clasificarnos para la siguiente ronda. Ojalá que todo salga bien», aseguró a SUR. Mientras llega ese momento Trinidad seguirá siendo un chico normal, accesible tanto para seguidores en las redes como para aficionados.