La nueva generación de OT desata la locura en Málaga

La nueva generación de OT desata la locura en Málaga
GERMÁN POZO

La gira de OT 2018 hace una de sus últimas paradas en la capital malagueña, tras pasar por ciudades como Palencia, Sevilla y Bilbao, entre otras

JOSÉ MIGUEL RAMÍREZMÁLAGA

El Auditorio Municipal Cortijo de Torres fue el escenario escogido para el espectáculo. Las inmediaciones del recinto estaban repletas de jóvenes que esperaban desde hace muchas horas para poder asistir al concierto. Las altas temperaturas solo estuvieron presentes a mediodía, lo que hizo que muchas familias comenzaran a llegar al recinto con los más pequeños a primera hora de la tarde. «En cuanto se enteraron de la fecha del concierto nos pidieron poder venir hoy, y aquí están muy nerviosos e inquietos. En casa llevamos todo el día cantando las canciones de OT», confiesa Ignacio Pérez, un malagueño que asistió al concierto con sus hijos, Nacho y Susana, de 15 y 13 años, respectivamente.

La gran expectación que ha despertado este espectáculo musical de Operación Triunfo se veía reflejada también en la gran cantidad de vehículos que desde tres horas antes del inicio del concierto se podían observar en el entorno cercano al auditorio. De estos coches muchos recogían sus sillas y neveras que han permitido que los más entusiastas sobrelleven tantas horas de espera.

Cuando llegaron los artistas al recinto en el autobús muchos niños se asomaban para poder verles antes que el resto. Se agolpaban y gritaban sin parar. Los 16 concursantes de Operación Triunfo 2018 estaban a punto de salir al escenario mientras el público aclamaba la llegada de las dos cantantes malagueñas, Noelia Franco y Marta Sango. Varios grupos juveniles llevaban camisetas con el lema 'Todos somos Noelia'. «A mí me va a dar algo. No puedo más, me hace muchísima ilusión ver y escuchar a Noelia, me emociona su voz», afirma Marta Luque, una joven malagueña de 14 años que no paraba de mirar el reloj, descontando los minutos restantes para ver disfrutar del evento.

GERMÁN POZO

Otros de los nombres más aclamados por los fans fueron los de Miki Núñez, el representante de España en Eurovisión 2019; Famous Oberogo, ganador del concurso; Alba Reche y Natalia Lacunza, ambas finalistas.

Algunos incluso repiten la experiencia. «Nosotros ya hemos estado en el concierto de Granada y repetimos ahora en Málaga», dijo entre risas María José López, que acompañó a sus tres sobrinas al espectáculo.

En los minutos previos al concierto el público estaba impaciente, muchos se pintaban las caras con el nombre de su artista preferido mientras que otros llevaban sus fotos en las camisetas. Ya desde las 19.45 horas comenzó un chispeo que impacientó aún más a los asistentes. Los más pequeños se acercaban a sus padres preocupados preguntándoles que si se suspendería el concierto.

A las 21.34 horas comenzó el concierto con el tema 'This is me'. Apenas podían escucharse las voces de los artistas, ya que los fans enloquecían. Las malagueñas Noelia y Marta fueron las encargadas de decir las primeras palabras con las que dieron paso a su compañero Alfonso que animó los asistentes con la canción de Ricky Martin 'Pégate'.

Los artistas buscaban en todo momento la complicidad con el público, y estos se lo agradecían con aplausos y vítores. Uno de los momentos estelares de la noche fue la interpretación de Alba Reche y Noelia de 'Respect' de Aretha Franklin, que se llevó una de las mayores ovaciones del concierto.

Una noche festiva, en la que el público cantó con los protagonistas sus canciones, bailó y disfrutó de unos chicos que ahora deben emprender su carrera en solitario y consolidarse en el panorama musical.