David Bisbal declara su amor por la balada

David Bisbal declara su amor por la balada
A. PAZ

El cantante andaluz ofreció un recital en el que intercaló temas de su último disco con sus grandes éxitos

ALEJANDRO DÍAZ

David Bisbal hizo un poco de todo en el concierto que ofreció el pasado martes en el festival Starlite;tal vez porque el cantante andaluz, que saltó a la fama gracias a aquel primerizo 'Operación Triunfo' de comienzos de milenio, sabe mejor que nadie que atesora a un público ya de varias generaciones, y a cada una de ellas le gusta un Bisbal:el de los bailes y patadas al aire, el de los ritmos más latinos, el rumbero o el de la balada.

Fue precisamente este último género en el que el intérprete se sintió más cómodo. Así lo reconoció el propio Bisbal:«Buenas noches, mi gente Marbella. ¡Viva Andalucía!Os aviso de que vais a vivir un concierto sin tiempo para descansar, habrá temas más moviditos, pero sabed que las baladas son lo que más me gustan», dijo Bisbal mientras se presentaba ante un auditorio completamente lleno.

Bisbal demostró que vive en el presente sin renunciar a su pasado. Pero que su prioridad es el presente lo dejó bien claro con una de sus primeras canciones del repertorio:'Perdón', tema del último disco, una canción grabada en las calles de Marbella junto a la colombiana Greeicy.

No es fácil, cuando se apuesta de una forma tan contundente por la balada, mantener al público en pie durante dos horas de concierto. Bisbal no lo consiguió, pero eso no quiere decir que no lo intentase. Se dirigió a los espectadores continuamente, les animaba a bailar, a quererse, a pasarlo bien. Y cuando ni por esas lograba poner en pie al auditorio, Bisbal les ofrecía una dosis de bailes y temas más enérgicos, como 'Lloraré'.

David Bisbal logró conectar con un público entregado y reunió a varias generaciones

Uno de los momentos más inesperados de la noche fue cuando el almeriense invito al escenario a Juan Magán, con quien ha grabado el tema 'Bésame', que interpretaron al alimón ante la sorpresa y gratitud de un público ya por entonces entregado.

Bisbal también tuvo tiempo para recordar la primera vez que actúo en el Starlite. Estaba claro que al intérprete andaluz le gusta este festival, ante el que se deshizo en elogios por saber combinar «la alegría y la elegancia». Así, presentó otra sorpresa exclusiva:un conjunto de temas que eligió del repertorio de cuando pisó el escenario del Auditorio de Marbella por primera vez.

El concierto ya había superado su ecuador cuando el de Almería quiso sacar toda la energía. Con 'Silencio' consiguió lo contrario de lo que significa esa palabra:todo el auditorio de puso en pie y coreó con Bisbal un tema cuya música puso a bailar a la mayoría de la platea. Ya serían pocos los que se sentarían. Bisbal presentó a su banda e hizo como que se iba. Pero nadie dudaba de que iba a regresar. Porque faltaba lo que muchos habían ido a buscar: aquel joven recién salido de un 'talent show' con rizos rubios y coreografías muy personales.

Y así volvió Bisbal:para despedirse con un 'medley' de sus primeras canciones post OT. No faltaron 'Bulería, bulería' ni 'Ave María'. Entonces sí, con satisfacción generalizada, Bisbal se despidió con la promesa de regresar pronto.