Escándalos de cine en la Costa del Sol

Las primeras estrellas que rodaron en la provincia malagueña, en pleno franquismo, protagonizaron escenas fuera de guion que no pasaron desapercibidas para casi nadie

Sinatra subiendo en el ascensor del hotel Pez Espada. /
Sinatra subiendo en el ascensor del hotel Pez Espada.
Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Recuerda Enrique Vázquez, alumno de la primera promoción del Bachillerato marbellí (1955-1956), el cero que doña Pepita puso a la clase entera por saltarse ese día la hora de Física y Química. La ausencia para aquellos muchachos estaba más que justificada: una actriz rubia y esbelta venida del otro lado del mundo rodaba en paños menores en la playa de Marbella. Nada menos que en biquini. Para entender la revolución que ello suponía hay que situar la moviola en el año 1959, en pleno franquismo. Resulta que en la época estaba prohibido tomar el sol con esta prenda de baño, porque atentaba contra la moral y quien tuviera la ocurrencia resultaba multada por escándalo público. Pero para aquella rubia en cuestión llamada Diana Dors, más conocida como 'La Marilyn inglesa', no hubo multa.

La famosa estrella del celuloide, musa erótica del momento, tenía que hacer una escena con esa pieza en la playa marbellí del hotel El Fuerte, que fue también set de rodaje y lugar de alojamiento de los actores, durante la filmación de 'Scent of Mystery' (El perfume del misterio). Y la hizo. Vaya si la hizo. Fueron testigos no solo los bachilleres y vecinos de Marbella, sino los habitantes de pueblos de los alrededores. El libro 'Marbella Cinema', de Juan Caracuel, que rescata esta y otras anécdotas para la posteridad refiere que se organizaron excursiones desde diferentes localidades, hasta de Ronda, cuando las comunicaciones y los medios de transporte no eran lo que son hoy.

«A la gente del cine que era como era y traían divisas y prestigio se le podía permitir lo que a los españoles no», afirma el autor sobre el rodaje sin censuras de la polémica escena en la que también aparecía Peter Lorre.

El desnudo integral de un icono erótico

El acontecimiento protagonizado por este sex-symbol inglés pertenece al anecdotario que dejaron tras de sí las primeras estrellas que rodaron en la provincia y que en muchos casos llegaron a convulsionar a buena parte de la sociedad del momento. Así pasó en 1957 en Torremolinos de la mano de Brigitte Bardot. La actriz francesa, en pleno apogeo, revolucionó el patio durante el rodaje de 'Les Bijoutiers du clair de lune' por la costumbre que tomó de tomar el sol en la playas torremolinenses como Dios la trajo al mundo.

Brigitte Bardot, en una playa de Torremolinos. Maureen O'Hara, en un fotograma de la película rodada en Málaga.Bardot, en una de la escenas rodadas en la playa de Torremolinos que nunca llegaron a verse en España.

A falta de redes sociales, las que echaban humo eran las vecinas de la entonces barriada malagueña que llegaron a solicitar por carta al alcalde, Pedro Luis Alonso, la expulsión de la actriz francesa por sus actitudes inmorales. No hubo consecuencias de ningún tipo. Bardot, convertida ya en un icono erótico mundial, disfrutó del sol de septiembre con desnudos integrales sin reparos hasta el final del rodaje. Los censores franquistas sí que pusieron peros, sin embargo, a la película que no se exhibió en España hasta varios años después.

También se guarda memoria en Torremolinos del escándalo más famoso protagonizado por una estrella mítica, Frank Sinatra. El artista terminó detenido, multado y renegando de España durante el rodaje, en 1964, de 'El coronel Von Ryan' que filmaba en El Chorro y donde aparecía una joven Raffaella Carrà. El altercado ocurrió en el hotel Pez Espada, donde se alojaba el cantante y actor. Por mor de unas fotos que le hizo un periodista en la barbacoa del hotel, Sinatra y sus guardaespaldas montaron en cólera. El periodista denunció, intervino la policía, medió la productora para que el rodaje no se paralizara y al final detuvieron a 'La Voz' por desacato a la autoridad. Le pusieron una multa de 25.000 pesetas.

El director de producción del film, Eduardo García Maroto, acudió a su rescate en la antigua Comisaría de la Aduana de Málaga, edificio convertido hoy en museo de la ciudad. Maroto pagó la multa y acto seguido compró un billete de avión para que la estrella, que no creía lo que le estaba pasando, abandonara el país. Sinatra salió de tierras malagueñas echando pestes de la policía franquista.

Una década antes, la pelirroja Maureen O' Hara, sí que daría las gracias por estar en Málaga rodando 'Fuego sobre África' porque así pudo ganar la demanda por difamación que puso contra la revista 'Confidential' en 1953. La publicación afirmó que la actriz había tenido que ser expulsada del Teatro Chino de Hollywood por mostrar actitudes indecorosas, a lo que O' Hara contestó con un pleito. La protagonista de títulos inolvidables como 'Río grande', '¡Qué verde era mi valle' o 'Tú a Boston y yo a California' pudo demostrar que se encontraba rodando en el extranjero al mostrar los sellos españoles de su pasaporte. Por ello, seguramente no olvidaría nunca su estancia , donde se la recuerda con un diccionario de inglés-español en el bolso y acudiendo a misa a la Catedral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos