Sobresaliente para la ESAEM

Los alumnos de la escuela posan antes de la presentación./
Los alumnos de la escuela posan antes de la presentación.

La escuela malagueña de canto, danza e interpretación presenta en el Teatro Cervantes su trabajo de fin de curso, el musical ‘Carmen, el legado’

ISABEL BELLIDOmálaga

No hay cordones de seguridad que una madre deseosa de fotografiar a su hijo o hija no pueda atravesar. Los padres gritaban y alzaban los brazos para lograr captar su atención. Las abuelas olvidaron los dolores de espalda para agacharse y encontrar así el mejor ángulo. La descripción de la escena invita a pensar en un acto de graduación cualquiera, pero no es así. No era asfalto o mármol lo que pisaban los estudiantes, sino una alfombra roja acompañada por un photocall. Los alumnos de la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (ESAEM) presentaron anoche su trabajo de fin de curso en el Teatro Cervantes. Carmen, el legado es el musical (y también la carta de presentación) de estos artistas en potencia.

Marisa Zafra, directora de la ESAEM desde su fundación en 2005, fue la encargada de inaugurar el photocall que enseguida ocuparían los estudiantes y profesores de la escuela tras desfilar por la alfombra roja. La cantante Pastora Soler también estuvo presente en esta presentación a las puertas del Teatro Cervantes, así como el escritor Adolfo Pulido y el diseñador Rafael Urquiza. Aunque se esperaba al cineasta Alejandro Amenábar, no asistió finalmente por motivos profesionales.

Vestuario de gala

Carmen, el legado combina escenas de una película realizada por los estudiantes de la escuela, aunque bien es cierto que también han colaborado distintos directores de escena y cine, bailarines y coreógrafos de prestigio. La película (rodada en distintos lugares de Málaga) narra cómo Carmen, la protagonista, supera poco a poco las trabas y dificultades propias de la vida de una bailarina que busca su futuro sobre un escenario, pues esa es su vocación. La pantalla, a modo de telón, subía y bajaba para intercalar fragmentos de esta película que a su vez se complementó con actuaciones de danza y canto que los propios estudiantes interpretaron sobre las tablas del Teatro Cervantes. Así, los trajes y vestidos de gala del comienzo quedaron relegados por largas faldas flamencas o por atuendos propios del carnaval brasileño, según la canción que sonara. Desde Mi niña Lola, la zambra flamenca de Pepe Pinto a No Air Duet de Jordin Sparks con Chris Brown.

Castings, clases, competitividad, incomprensión, pero también fuerza, valor y ganas de perseguir un sueño. Carmen representa a todo artista que pretenda hacerse un hueco en ese difícil mundo. Precisamente, la película gira en torno a la famosa ópera francesa Carmen, de Georges Bizet, que los artistas de la ESAEM buscan versionar a su manera. De esta forma, los alumnos inundaron el escenario a ritmo de taconeo fuerte, seco y contundente, mientras que alguno de ellos sorprendía a los asistentes de la gala apareciendo desde el pasillo central del teatro. Pero también maravillaron a base de funky, baile moderno o contemporáneo, fruto de horas y horas de trabajo y esfuerzo.

El público los despidió de pie. Tras finalizar la entrega de su artístico trabajo de fin de curso, los profesores subieron al escenario a felicitar a sus pupilos y a entregar el premio anual al veterano bailarín José Montes. «Más que un trabajo, es un espectáculo», aseguraba Marisa Zafra, la directora de ESAEM. Ya está encuadernado, entregado y aprobado. Y con nota.

 

Fotos

Vídeos