Clases de flamenco en el CIE-UMA para alumnos de 90 nacionalidades

Alumnos de varias nacionalidades en una de las clases de flamenco este mes de mayo. /Crónica
Alumnos de varias nacionalidades en una de las clases de flamenco este mes de mayo. / Crónica

El Centro Internacional de Español pone en marcha una iniciativa que permite un mayor acercamiento a la cultura española

JOSÉ MIGUEL RAMÍREZ

El Centro Internacional de Español de la Universidad de Málaga (CIE-UMA) ha incorporado durante este mes de mayo clases de flamenco para alumnos de unas 90 nacionalidades, gracias a la iniciativa de Daniel Mora, profesor del centro y guitarrista. «Este proyecto nace por una demanda que existía desde hace mucho tiempo. De hecho, desde 2008 se impartían algunos contenidos del flamenco en algunos cursos del centro», afirma Antonio Peláez Verdet, director del centro.

La propuesta se llevó a claustro y se aprobó como un contenido transversal a todos los programas que realizan. «Por el momento ha tenido una notable aceptación por parte del alumnado», afirma.

El objetivo es «ilustrarles la interpretación del flamenco, el sentido del arte, la jerga flamenca. Hacer que los alumnos entiendan toda la cultura flamenca que hay detrás de la música que escuchamos».

Palos y compases

Además, se realizará desde una perspectiva teórico práctica, es decir, el profesor Mora explicará algunos contenidos sobre el flamenco, como son los palos o los compases, y como complemento se realizarán algunas sesiones prácticas con la guitarra. Todo está adecuadamente adaptado para alumnos con un nivel A1 de español sin ningún tipo de conocimiento sobre flamenco.

«Se notaba que los alumnos sugerían clases de flamenco, se notaba que les interesaban. Las actividades relacionadas con el flamenco tenían mucha aceptación por parte de los alumnos», comenta Peláez, que asegura que ahora los alumnos están satisfechos recibiendo estas clases. Se trata de un proyecto pionero en España, puesto que otros cursos no tienen un contenido diferenciado sobre el flamenco, tratándolo como parte de otras argumentaciones culturales.

Antonio Peláez anhela que en el claustro tengan oportunidad de seguir adoptando propuestas que demandan los propios profesores. De esta manera la enseñanza del español en la UMA intenta alejar ciertos estereotipos y acrecienta el interés por el flamenco en los alumnos.