Podemos e IU no presentarán una lista cremallera en Torremolinos

Presentación de Adelante Torremolinos, la semana pasada. /SUR
Presentación de Adelante Torremolinos, la semana pasada. / SUR

La confluencia Adelante Torremolinos incumplirá la normativa interna de los partidos que la conforman para beneficiar a un hombre en los puestos de salida

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La confluencia Adelante Torremolinos, formada por Podemos, Izquierda Unida y Equo, no presentará una lista cremallera a las elecciones municipales del 26 de mayo. La paridad se romperá en el cuarto puesto, que debería ser ocupado por una mujer, en caso de aplicar los estatutos de estos partidos, pero donde figura Rafael Herrero, actual concejal de Costa del Sol Sí Puede (CSSP). La candidatura estará encabezada por José Piña, portavoz de CSSP, a quien seguirá Josefina Serdio, también edil de esta formación instrumental de Podemos. Izquierda Unida accede a la lista en el número tres, ocupado por su actual portavoz en el Ayuntamiento, David Tejeiro. La cremallera queda rota en este punto para beneficiar a Herrero, con quien Piña y Serdio forman grupo municipal desde 2015. La siguiente mujer de la candidatura, Cristina Carmona, de IU, pasa por tanto del número cuatro que le correspondería al cinco.

Las normativas internas de Podemos e IU exigen listas paritarias mediante un sistema cremallera basado en que hombres y mujeres se alternen de manera consecutiva, con el objetivo de que todos tengan opción a los puestos de salida. Ambos partidos dan así un paso más allá de lo que marca la ley para garantizar la igualdad, que se limita a rechazar cualquier candidatura donde uno de los dos sexos tenga una representación superior al 60 por ciento. Pero, contra pronóstico, Podemos e IU incumplirán sus propias reglas en Torremolinos. En su documento de Feminismos, que forma parte del código de conducta apoyado por la última asamblea de Vistalegre II, la formación morada deja claro que «no se introducirá corrección de género si perjudica a las mujeres», una medida que trata de evitar «que se perpetúe la discriminación».

Según esta norma interna, las listas cremalleras sólo podrán romperse en beneficio de las mujeres. La candidatura de Unidas Podemos a las elecciones nacionales del 28 de abril constituye un ejemplo de esta excepción: la lista está encabezada por Alberto Garzón pero los puestos dos y tres están ocupados por mujeres. En Torremolinos, sin embargo, la regla se salta para beneficiar a un hombre, algo que tampoco permiten los estatutos de IU. Este documento establece, de forma literal, que la coalición de izquierdas, «desde su apuesta inequívoca por la paridad y plena igualdad entre mujeres y hombres, tanto en la elección de estructuras orgánicas como en las candidaturas para las instituciones, conformará listas cremallera».

Piña y Herrero, artífices de que su confluencia evite el sistema cremallera para beneficiar a un hombre, han criticado estos días la candidatura propuesta por Ciudadanos en Torremolinos por ningunear a las mujeres. El propio Piña, desde su cuenta de Facebook, ha escrito: «¡Machismo asqueroso! Ciudadanos demuestra que no tiene proyecto ni equipo y, lo peor, ningún respeto a las mujeres». Paradójicamente, los cuatro primeros puestos de la candidatura de Adelante Torremolinos tienen el mismo número de mujeres que la propuesta de Ciudadanos criticada por Piña y Herrero: una.

La lista de la confluencia, que la semana pasada anunció la suma de Equo, será presentada este martes.