Vecinos del casco antiguo se quejan de que la reforma de las murallas les ha dejado sin vistas

En algunos puntos, la muralla pasa a tener una altura de más de tres metros, tapando las vistas./
En algunos puntos, la muralla pasa a tener una altura de más de tres metros, tapando las vistas.

Critican que al elevar los muros de la antigua alcazaba y las almenaras se llegan a alcanzar en algunos puntos los tres metros de altura

AGUSTÍN PELÁEZ

Los vecinos de la calle Murallas Altas de Vélez, situada en el barrio histórico de la Villa, en pleno casco antiguo, no están de acuerdo con las obras de restauración del paño de muralla de antigua alcazaba que el Ayuntamiento está llevando a cabo en la zona. Se quejan de que la altitud que se le está dando a la muralla medieval, no sólo les ha dejado sin vistas, sino que además les ha arrebato el paisaje que antes divisaban desde sus casas. La razón es que en algunos puntos la muralla ha pasado a tener hasta tres metros de altura.

El Ayuntamiento se defiende diciendo que ha sido la delegación territorial de Cultura de la Junta de Andalucía la que ha elevado la muralla al obligar a instalar almenaras en todo el tramo. «El informe de Cultura es preceptivo y vinculante y hay que acatarlo», dijo ayer el alcalde, Francisco Delgado.

Según la edil de Urbanismo e Infraestructuras, Concepción Labao, el proyecto que se está ejecutando, que supone una inversión de 125.000 euros, tiene como finalidad preservar los elementos de la antigua muralla para garantizar su conservación. «Se trata de un tramo que estaba bastante deteriorado, tanto que en algunos puntos parecía incluso que no había, por lo que suponía un peligro para los viandantes, que podían incluso caerse», explicó la edil.

Labao declaró que el Ayuntamiento ha mantenido varias reuniones con los vecinos para explicarles la situación y darles a conocer que la muralla ni se puede estrechar para que puedan entrar las ambulancias ni tampoco rebajar.

El tramo de muralla que está causando las protestas de los vecinos fue descubierto en octubre de 2010. Su importancia radica en que cierra la muralla de la antigua medina árabe, que creció dentro de la ciudad amurallada. Se da la circunstancia de que en la misma zona existe una falsa muralla, justo delante del hallazgo, que hizo pensar a los historiadores que el recinto fortificado no continuaba ni estaba vinculado a otros paños próximos y que conectan con la antigua alcazaba árabe que preside la ciudad veleña.