Rosa Díez: «UPyD es un partido progresista, laico y liberal»

La portavoz de Unión, Progreso y Democracia busca su espacio entre el bipartidismo «por una tercera España»

ELSA CABRIA
EL ROSTRO. Rosa Díez es la cara de UPyD. / JENS THOMAS ZIEGNER/
EL ROSTRO. Rosa Díez es la cara de UPyD. / JENS THOMAS ZIEGNER

Rosa Díez habló ayer claro en Ceuta. Con un mensaje directo, y un programa electoral aún sin concluir, eliminó cualquier tapujo para alertar de la necesidad de «una tercera España». No la de Antonio Machado, la suya como portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), ese partido que define como «progresista, laico y liberal, como en 1810» dijo, en el salón de actos de la Asamblea, a los 32 afiliados con los que ya cuenta en la ciudad autónoma y a los indecisos de cara a las elecciones del 9 de marzo. Con carácter «eminentemente nacional» y un cartel de promoción rosa fucsia, Díez aseveró que «el noventa por ciento» de los integrantes de su consejo «nunca han participado en política», pero que frente al bipartidismo actual entre PP y PSOE, «querían algo más que carne o pescado, querían verdura», explicó a modo de metáfora.

Díez marcó un discurso «para los desencantados». Porque, ella cree que España «tiene arreglo» y Euskadi, también. Aunque no se atrevió a anunciar ninguna propuesta concreta para Ceuta por no disponer aún de programa electoral, si lo hizo para su comunidad de origen. Y cambiar la Ley Electoral sería, a su juicio, el primer paso. «Es injusto que por el sistema actual el voto de los nacionalistas valga tres veces más que el mio», criticó. El sentido inicial de la normativa justo después de la Transición «tenía sentido», «pero hoy ya no», matizó.

También dejó un hueco para recordar una de sus grandes luchas: el fin de ETA. Lo fundamental para conseguir la paz es «un nuevo» pacto de Estado. «Hay que tener ambición de futuro para derrotar el terrorismo y deslegitimar los objetivos que atentan contra la vida humana».

En este sentido, recordó su papel activo cuando era militante del PSOE. «Hablo de esta época con tristeza porque mientras yo trataba de buscar una solución, el actual Gobierno ya estaba dialogando con los terroristas». Y si el fin de ETA fuese posible, «después habría libertad para todos», auguró.

UPyD, insistió, «no quiere echar a nadie», «pero la gente quiere algo nuevo, los españoles lo necesitan, somos otra opción». Finalmente, y con la idea de hacer «pedagogía democrática», Díez arrancó la última hoja de la rosa en Ceuta, «pero sin hacer eslogan, que es una falta de respeto», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos