Subida a la Peña de los Enamorados

El río Guadalhorce pasa junto esta formación rocosa
El río Guadalhorce pasa junto esta formación rocosa
  • Senderismo

  • Uno de los iconos de Antequera es la singular formación caliza situada frente al casco urbano. Se trata de la Peña de los Enamorados, que llama la atención por su forma y por su denominación.

Ubicación

Esta ruta de senderismo sirve para subir hasta la famosa Peña de los Enamorados, situada frente a la ciudad de Antequera. Además de ser conocida por su leyenda, este itinerario también tiene un gran interés biológico e incluso histórico, por los distintos yacimientos encontrados en el entorno.

Cómo llegar al punto de partida

Para comenzar esta ruta lo más conveniente es hacerlo desde la confluencia de la A-45 con la A-7282, es decir, frente a la ciudad de Antequera, en el descenso del puerto de Las Pedrizas (COORDENADAS 37.046114, -4.510166). Para ello, los que vayan por la autovía tienen que salirse en el punto kilométrico, en el que hay desvíos tanto para Antequera como para Archidona, por la salida 102 de la misma. El vehículo se puede dejar bien estacionado a pocos metros de distancia del punto de partida.

Vistas panorámicas desde la cima (al fondo, Antequera)

Vistas panorámicas desde la cima (al fondo, Antequera)

En la zona se conservan aún algunas construcciones

En la zona se conservan aún algunas construcciones

Subida a la Peña de los Enamorados

El sendero puede ser especialmente estrecho e incluso disiparse en algunos puntos.

Fauna y flora

En esta ruta se pasa de la fértil Vega de Antequera a un promontorio rocoso de casi 900 metros de altitud. Esto hace posible que a lo largo del recorrido se vean desde olivos o acebuches a especies botánicas frecuentes en este tipo de formaciones kársticas. En lo que se refiere a fauna, se pueden encontrar mamíferos como la cabra montés y numerosas aves rapaces, como el águila perdicera, el halcón peregrino, el cernícalo común o el búho real. También se pueden ver muchas aves rupícolas que anidan en este enclave. La importancia de este ecosistema hizo que en 2014 se regulara la práctica de la escalada (para no perjudicar la reproducción de ciertas aves).