José Antonio Leiva Lobato: «Málaga es una de las provincias punteras en cuanto a reclutamiento»

El coronel Leiva durante la entrevista en su despacho oficial./Francis Silva
El coronel Leiva durante la entrevista en su despacho oficial. / Francis Silva

El subdelegado de Defensa en Málaga destaca que su misión será «fomentar e impulsar» la cultura de defensa entre la ciudadanía malagueña

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Tras más de cuarenta años fuera de su Málaga natal, el coronel José Antonio Leiva Lobato (31 de diciembre de 1960) ha vuelto a la ciudad para ponerse al frente de la Subdelegación de Defensa en la provincia. Curtido en el mando de varias unidades y con experiencia en misiones internacionales –Afganistán, los Balcanes, Centroamérica–, este hijo y nieto de militares vivió su infancia y adolescencia en el Camino de Antequera y es padre de tres hijos, ninguno de los cuales ha seguido la carrera militar.

¿Cuál es la función de la Subdelegación de Defensa?

–Es un organismo de la administración periférica del Ministerio de Defensa. Se encarga de todo aquello que no es operativo sobre unidades de los ejércitos. Nos encargamos de las labores de reclutamiento, de la gestión del personal que es o fue militar que reside en la provincia y necesita apoyo administrativo en numerosas cuestiones y, fundamentalmente, fomentar e impulsar la conciencia y cultura de defensa, que no es más que hacer ver a la sociedad civil cuál es nuestro papel en esa sociedad, qué hacemos, en qué trabajamos, qué necesitamos de la sociedad, qué necesita la sociedad de nosotros y que la sociedad civil entienda que la defensa es una cuestión de todos.

¿Es usted la máxima autoridad militar en Málaga?

–La palabra militar en este caso tiene varias concepciones puesto que en la provincia de Málaga hay diferentes comandantes militares por Ejército. En la rama operativa o de preparación de las unidades hay un comandante militar , el jefe del 4.º Tercio de La Legión con sede en Ronda, que es un coronel; hay un comandante naval; un comandante aéreo, el coronel jefe de la base aérea; y yo como subdelegado de Defensa, con otras competencias y representación institucional. Decir quién es la máxima autoridad militar deberíamos ver en qué ámbito. En el ámbito del órgano central como Ministerio yo soy la máxima representación.

«He podido comprobar el especial cariño que Málaga siente por sus Fuerzas Armadas»

¿Jerárquicamente de quién depende usted?

–Mi jefe orgánico es el delegado de Defensa en Andalucía, que está ubicado en Sevilla, pero funcionalmente me relaciono directamente con Madrid, con la Subdirección General de Administración Periférica del Ministerio de Defensa.

¿Qué objetivos se marca al frente de la Subdelegación de Defensa?

–Dar continuidad a los trabajos que han llevado a cabo mis antecesores, impulsar todas las actividades e ir mejorando en la gestión. La responsabilidad es para mí mayor dado ese amor y la relación que tengo con Málaga.

¿Cuál es el nivel de alistamiento de soldados en Málaga?

–Málaga es una de las provincias punteras en lo que a reclutamiento se refiere. Durante 2016, alrededor de 2.000 malagueños estuvieron interesados en acceder al proceso de ingreso en las Fuerzas Armadas como tropa. No queda ahí la cosa. Para acceder a la escala de suboficiales y oficiales en los diferentes cuerpos y en los tres ejércitos estamos hablando de un número aproximado de 150. Estos números son muy destacados en relación con el resto de provincias. Málaga siempre ha sido una fuente importante de personal. Todo ello por el especial vínculo que tiene Málaga con las Fuerzas Armadas. Pero también en un apartado muy concreto como es el de reservista voluntario, tenemos adscritos 200 personas tanto en los grados de oficial, suboficial y tropa.

Ante una posible vuelta de la mili obligatoria: «Creo que ahora (con un Ejército profesional) estamos mejor que nunca»

¿Cómo son las relaciones de las Fuerzas Armadas con Málaga?

–He podido comprobar algo que ya sabía desde mi infancia y adolescencia y es el especial cariño que Málaga siente por las Fuerzas Armadas. Cariño que vemos en numerosas manifestaciones en la calle, no sólo a nivel institucional sino del ciudadano de a pie que ve al uniformado con mucho cariño.

¿Cuántos efectivos hay en la provincia actualmente?

–No son demasiados. Tenemos el 4.º Tercio de La Legión; la base aérea de Málaga; hay un destacamento del Ejército del Aire en Bobadilla y después los organismos que residen en la capital como son la comandancia naval, la subdelegación y el Instituto Social de las Fuerzas Armadas.

Dentro de la planificación del Ministerio de Defensa, ¿está previsto el aumento de los efectivos o unidades con base en Málaga?

–Las Fuerzas Armadas están en permanente proceso de reorganización y adaptación a los nuevos retos; hace poco ha finalizado una de ellas en el Ejército de Tierra, que es el que yo más conozco, y creo que no va a haber más modificaciones en un medio plazo. Por lo que puedo conocer, de momento no va a haber más cambios ni de aumento ni de reducción.

Málaga, por su situación geográfica de cercanía al continente africano, ¿es un punto militarmente estratégico para el Ministerio?

–Entiendo que la provincia y las infraestructuras que tiene son un punto importante por las comunicaciones que desde Málaga se pueden proyectar fuerzas hacia otros lugares, donde puedan ser necesario su empleo.

Hay algunas voces en los últimos tiempos que abogan por la vuelta de un servicio militar obligatorio más abreviado que el antiguo, ¿qué opinión le merece este asunto?

–Las Fuerzas Armadas desde que el Gobierno de la nación decidió establecer un servicio militar profesional ha avanzado muy positivamente hacia ese Ejército profesional, donde hemos alcanzado cotas de operatividad demostrada en multitud de escenarios y participación en misiones en el exterior. El Ejército estará a lo que el Gobierno decida en cada momento. Ventajas e inconvenientes tienen ambos modelos. Yo, que he conocido ambos, personalmente, creo que ahora estamos mejor que nunca.

¿Qué papel deben jugar las Fuerzas Armadas en la sociedad actual?

–Las Fuerzas Armadas son una institución fundamental del Estado; se nutren de la sociedad, son parte de la sociedad y sirven a la sociedad. Las sociedades van buscando situaciones de estabilidad para ir mejorando, ir desarrollándose y prosperando, y las Fuerzas Armadas, en ese papel fundamental, cumplen con la misión de mantener esas situaciones de estabilidad; todo lo que mejore la seguridad favorece el desarrollo y las Fuerzas Armadas son el baluarte de esa seguridad puesto que cuando aparezca algún riesgo que se convierta en amenaza ahí estarán las Fuerzas Armadas para mantener el nivel de seguridad adecuado.

¿Qué imagen hay en el exterior de nuestras Fuerzas Armadas?

-Muy buena. Nuestras Fuerzas Armadas, allá donde están, son queridas por la población, desarrollan un trabajo de altísima calidad y los organismos tanto multinacionales y militares donde nos integramos están encantados. Estamos llevando a cabo un papel más que respetable allá donde estamos.

La presencia de los militares en la Semana Santa de la capital es una tradición con siglos de historia, ¿se va a mantener el nivel actual de participación de efectivos?

–Como malagueño y amante de la Semana Santa, encantado de participar. Pero es cierto que cualquier participación de unidades en actos de este estilo deben estar regulados y así por lo menos desde el Ejército de Tierra se está haciendo en los últimos años. De manera que se organice y coordine cualquier actividad, sabiendo que todo es un esfuerzo para las propias unidades y las Fuerzas Armadas porque durante ese tiempo de colaboración se hace un paréntesis en la preparación diaria para formar parte de esos actos. En esos días se percibe calurosamente el cariño de la sociedad hacia las Fuerzas Armadas. Creo que ganamos todos participando y se mantendrá esa participación seguramente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos