Uber desembarcará este verano en la Costa del Sol con un mínimo de 200 coches con chófer

Una VTC, en la zona de precontratación de la estación de trenes María Zambrano, en paralelo a la parada de taxis./Francis Silva
Una VTC, en la zona de precontratación de la estación de trenes María Zambrano, en paralelo a la parada de taxis. / Francis Silva

La plataforma digital de alquiler de VTC ultima su lanzamiento en Málaga, Marbella, Fuengirola, Mijas, Torremolinos y Benalmádena

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El sector del transporte de viajeros incorporará este verano un nuevo operador en Málaga. La plataforma digital Uber está ultimando su desembarco en la Costa del Sol con la incorporación inicial de unos 200 coches de alquiler con conductor (VTC), aunque dentro de sus planes de expansión la multinacional que ya opera en más de 600 ciudades del mundo no parece marcarse límites en una provincia que a día de hoy es la que mayor competencia del país registra entre este tipo de vehículos y los taxis. Tras implantarse primero en Madrid (2016) y desde el pasado marzo también en Barcelona, la compañía pone ahora sus miras en Málaga. Aunque la fecha de lanzamiento aún no está cerrada, la previsión es comenzar a prestar servicio antes de que arranque la temporada alta cubriendo toda la franja litoral comprendida entre la capital y Marbella. No obstante, en función del número de conductores y empresas con licencias de VTC que pueda incorporar a su flota se contemplaría ampliar su radio de acción. En este sentido, cabe remarcar que estos coches sólo pueden funcionar bajo precontratación telemática, teniendo prohibido captar clientes en la vía pública.

Más información

«Inicialmente nos vamos a establecer en Málaga, Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas y Marbella, pero tenemos la intención de ir creciendo a medida que se vayan concediendo nuevas licencias», afirma a este periódico el director general de Uber en España, Juan Galiardo, quien justifica la elección del litoral occidental por su «tremendo potencial turístico». Los números parecen avalar esta apuesta, ya que un estudio que maneja la compañía refleja que el pasado verano unas 150.000 personas de 138 nacionalidades accedieron a esta 'app' para intentar pedir un coche en Málaga. «Este datos nos hacen ser muy optimistas, porque constatan que usuarios de otros países que visitan la Costa demandan nuestros servicios», remarca el directivo.

Tras confirmar su expansión en el litoral occidental, los planes de la multinacional pasan ahora por contactar con los ayuntamientos donde estarán operativos y, sobre todo, cerrar el mayor número posible de acuerdos con titulares de licencias, ya sea alguna de la treintena de empresas de transporte que gestionan este tipo de vehículos o los conductores autónomos que trabajan para touroperadores o agencias de viaje. «No nos hemos marcado una cifra concreta, pero consideramos que con menos de 200 vehículos sería complicado prestar un buen servicio», apunta. A modo de referencia, conviene tener en cuenta dos cifras. La primera, que estos seis municipios cuentan con una flota de 2.250 taxis. La segunda, que Cabify, la otra plataforma digital que auspicia el alquiler de vehículos de transporte con conductor en España, dispone de un centenar de chóferes que se mueven indistintamente por Málaga y Sevilla en función de la demanda. Esta compañía sólo está activa en la capital y Marbella por regla general, aunque en verano amplía su servicio a otras localidades eminentemente turísticas como Torremolinos y Benalmádena.

Sólo licencias de Andalucía

Actualmente, en la provincia hay 612 autorizaciones activas, según el último balance publicado a comienzos de mes por el Ministerio de Fomento, que es el que regula la actividad aunque son las comunidades autónomas las encargadas de concederlas. A éstas habría que sumar otras 570 repartidas por Andalucía que también tendrían cabida ya que pueden operar con plena libertad por toda la geografía regional siempre que lo hagan previa contratación.

El Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres también permite que las otras 6.390 vigentes en el resto del país puedan trabajar fuera de su comunidad autónoma siempre que no rebasen el 20% de la facturación por trimestre, aunque desde Uber aseguran que en la Costa sólo se contará con licencias otorgadas en Andalucía. Un mensaje con el que pretenden suavizar su entrada en la provincia, donde precisamente el desembarco de varias decenas de vehículos procedentes de Madrid para aprovechar el tirón de la Feria de Málaga fue el detonante del tenso conflicto que protagonizaron los taxistas el pasado agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos