Ramírez de Arellano: «La universidad tiene pendiente el reto del relevo generacional»

Antonio Ramírez de Arellano responde a las preguntas de Manuel Castillo, ayer durante su intervención en el foro ‘Málaga, ante un nuevo futuro’. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: Pedro J. Quero
Foro SUR

El consejero de Economía destaca que Andalucía crecería un 1% más cada año si recibiera lo que le corresponde del Estado

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

«La universidad tiene pendiente el reto del relevo generacional». Esta es una de las principales conclusiones que dejó ayer Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, durante su participación en el foro ‘Málaga, ante un nuevo futuro’ organizado por SUR en colaboración con la Fundación Cajasol, en el Gran Hotel Miramar de la capital malagueña.

A preguntas del director de SUR, Manuel Castillo, el consejero puso de relieve que hay una serie de medidas urgentes para renovar el ámbito académico: «La más importante es volver a la normalidad, dejar a las universidades en paz, fuera del debate político». A ello, añadió la necesidad de planificar «un relevo generacional ordenado», con una innovación en la docencia y el cambio del perfil del profesorado; así como de conectar la I+D+i, «para que las empresas se animen a invertir a partir del conocimiento de la Universidad».

Consultado sobre el futuro de la FP y la falta de plazas en estas enseñanzas, recordó que esta modalidad es «la más cara de todas las formaciones», por lo que hay que saber qué quieren los empresarios, para lograr «una enseñanza dinámica, muy vinculada a la necesidad de los sectores productivos. Requiere acertar porque es muy cara», reiteró. Al respecto, se mostró partidario de una FP privada, siempre que sea innovadora, pues, a su juicio, «el debate no está en si es público o privado».

«Es la más cara de todas las formaciones, hay que saber qué quieren los empresarios para que esté muy vinculada a los sectores productivos» fp

«Yo también me pido incentivos fiscales para las empresas que vengan a Andalucía» cataluña

Gran parte del coloquio se centró en la reforma constitucional y el sistema de financiación autonómica. Al respecto, el consejero incidió en que hace falta un cambio, pero no estimó prioritaria la reforma de la Constitución. Sí incidió en el reparto de los fondos por parte del Estado: «Si España invirtiese en Andalucía lo que legalmente nos corresponde, creceríamos un uno por ciento anual más». Enfatizó que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, no iba a consentir «privilegios» a otras regiones e ironizó sobre el anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de incentivar la vuelta de empresas a Cataluña: «Yo también me pido incentivos fiscales para las empresas que vengan a Andalucía».

Captar inversiones

Tras la presentación, a cargo del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, y ante un auditorio formado por empresarios, directivos, representantes políticos y del mundo académico, entre otros, el titular de Economía aseguró que el Gobierno de Andalucía ofrece «estabilidad y certidumbre», en contraposición al caso catalán, con un acuerdo para aprobar los Presupuestos. A su juicio, todo ello permite dar las condiciones para que los operadores privados se animen a invertir. «La Junta lo ha planteado como uno de los retos más importantes, atraer y captar inversiones externas, que miren hacia el sur».

En varios momentos de su intervención, Ramírez de Arellano apeló a la responsabilidad del Gobierno de España, al que pidió un nuevo reparto de los recursos a las comunidades autónomas. En este punto, criticó la falta de inversiones para los puertos, y llegó a afirmar que el Ejecutivo central no tiene una estrategia marítima. Al respecto, recordó que Algeciras, que es principal recinto andaluz y nacional, está aislado por ferrocarril, ante la falta de avances de la reforma de la línea a Bobadilla. «El reparto de fondos no es coherente, sólo se invierte en Cataluña y Valencia, nos gustaría ver apuestas concretas por Andalucía». Al respecto, recordó que, frente a otras, la comunidad andaluza es «leal» a un proyecto nacional, y «los andaluces entienden más los planes de industrialización que el cambio de la Constitución».

«Para la Junta, atraer y captar inversiones externas es uno de los retos más importantes» inversores

«El reparto de fondos no es coherente, sólo se invierte en Cataluña y Valencia, nos gustaría ver apuestas concretas por Andalucía» puertos

«Los andaluces entienden más los planes de industrialización que el cambio de la Constitución» constitución

Así, sobre la polémica del cupo vasco, recordó que en aquella comunidad y Navarra tienen más recursos para educación y sanidad que en el resto. «Hay que buscar un sistema para que todos los españoles reciban una cartera de servicios homologables y con precios homologables». En cambio, defendió el éxito del modelo territorial de las comunidades, por lo que, a su juicio, la reforma constitucional no es urgente.

Para el consejero, el objetivo ahora es «cerrar la brecha laboral» y mejorar los salarios

Internacionalización

En lo que se refiere a la economía, Ramírez de Arellano destacó que la internacionalización de las empresas las ha llevado a un «círculo virtuoso». Málaga ya ha recuperado el tejido empresarial anterior a la crisis, con 11.600 sociedades más entre 2014 y 2017, y destacó el carácter emprendedor de los malagueños. «Las empresas que apostaron por internacionalizarse son un motivo de orgullo para el Gobierno andaluz, con cifras récord en exportaciones». Este volumen supera los 22.700 millones en los nueve primeros meses, un 20% más que el año anterior, y 1.500 millones de superávit, frente al déficit general de España. Al respecto, recordó que Málaga también empieza a despuntar en el sector aeronáutico, que ya ha superado sus mejores registros históricos.

El crecimiento en los mercados extracomunitarios hace que sea la segunda comunidad autónoma más exportadora, tras Cataluña. «La economía andaluza evidencia un verdadero cambio de modelo productivo, para responder a los retos de la globalización. Muchos todavía se empeñan en ofrecer una foto fija con tintes derrotistas; a veces, nos pasamos de frenada a la hora de hablar de nosotros mismos». Además, el campo andaluz está muy tecnificado y ya es «una verdadera agroindustria innovadora, que genera y retiene valor añadido». Mientras, uno de cada cuatro euros exportados son por media y alta tecnología (5.400 millones en total).

«Hay que buscar un sistema para que todos los españoles reciban una cartera de servicios homologables y con precios homologables» financiación autonómica

«Las empresas que apostaron por internacionalizarse son un motivo de orgullo» exportaciones

«Evidencia un verdadero cambio de modelo productivo frente a los retos de la globalización» economía andaluza

La región va a crecer un 3% este año, con un crecimiento bastante equilibrado. En 2017 se han recuperado los niveles de PIB anteriores a la crisis, pero no la inversión pública, que es la mitad que antes. «Hay demasiada diferencia entre lo que Andalucía debería recibir y lo que recibe», reiteró, en alusión a la falta de inversiones del Gobierno central, de quien, criticó, lo fía todo a los fondos europeos. El objetivo ahora tiene que ser cerrar la brecha laboral de Andalucía, esto es, reducir el desempleo, y mejorar los salarios.

Narración online

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos