El PTA tendrá antes de fin de año un circuito de ensayos de coches conectados y sin conductor

Recreación del circuito de ensayos que se está construyendo en la ampliación del PTA. :: dekra/
Recreación del circuito de ensayos que se está construyendo en la ampliación del PTA. :: dekra

La antigua AT4 Wireless, ahora integrada en la multinacional alemana Dekra, construye una pista de pruebas de 50.000 metros cuadrados

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

Los vehículos sin conductor que Google, Uber o Tesla compiten por desarrollar representan la punta de lanza de la innovación en el sector del automóvil. Pero hay otros muchos adelantos que se están incorporando o están a punto de incorporarse a los coches: desde el wifi o la llamada de emergencia automática que ya incluyen la mayoría de modelos en el mercado hasta la comunicación entre coches o la autodiagnosis. A probar y homologar todas estas aplicaciones se dedicará el circuito de ensayos que está construyendo la antigua AT4 Wireless, ahora integrada en la multinacional alemana Dekra, en el PTA. En otras palabras: la tecnópolis malagueña será uno de los pocos lugares del mundo donde se podrán realizar pruebas del llamado 'coche conectado' y de conducción automática.

Antes de final de año podrá ser inaugurada esta pista de pruebas, que ocupa un solar de 50.000 metros cuadrados en la zona de ampliación de la tecnópolis que Dekra ha alquilado al propio PTA. La inversión acometida no ha sido revelada, pero el director general de Dekra Testing & Certification y responsable del laboratorio de Málaga, Fernando Hardasmal, asegura que es «de los proyectos de inversión orgánica más importantes que se han aprobado por parte del grupo». Para el directivo, que estuvo en AT4 Wireless prácticamente desde su fundación, es «una satisfacción ver cómo Dekra está cumpliendo con el compromiso de invertir e impulsar este laboratorio que asumió en el momento de la adquisición».

El circuito malagueño se convertirá en un «elemento clave» de la red internacional de ensayos para la conducción conectada y automatizada de la multinacional alemana. Hardasmal explica que Málaga será «la punta de lanza» de este tipo de pruebas y estará enfocado sobre todo a la I+D, mientras que las otras dos pistas de ensayos que tiene Dekra en Alemania, que son de mayor tamaño, se dedicarán a pruebas de mayor volumen. Además, con vistas al futuro, cuando el 'coche conectado' viva su momento álgido, la compañía quiere construir más pistas y centros de ensayos en el este de Asia y en Estados Unidos, con el objetivo de que la tecnología «parta de Europa» y los volúmenes grandes de certificaciones y pruebas se realicen en Asia.

«Nuestro objetivo es satisfacer la demanda creciente de ensayos y certificación que están generando las innovaciones que remodelarán la industria de automoción. Al combinar ensayos de seguridad y conectividad, queremos colaborar con los fabricantes de automóviles ante un futuro donde nada en la carretera funciona solo», comenta Bert Zoetbrood, consejero de la división global de Dekra Product Testing & Certification.

Hardasmal comenta que la experiencia en tecnologías inalámbricas del laboratorio malagueño de Dekra lo sitúa en una inmejorable posición a la hora de competir con otros circuitos de pruebas que se están desarrollando en otros países. Sus clientes serán tanto fabricantes de coches como proveedores de estas industrias que producen componentes relacionados con el coche conectado y la conducción automatizada.

'Ecall' y 'triángulo rojo'

El coche del futuro está más cerca de lo que parece, según el directivo de Dekra. «La 'ecall', que es un sistema de llamada de emergencia que es capaz de conectarse automáticamente con el punto de atención más cercano en caso de accidente, será obligatorio en 2018. También se están desarrollando aplicaciones de autodiagnosis que informen al conductor de una avería antes de que se produzca. O el llamado 'triángulo rojo', una aplicación mediante la cual el coche envía un mensaje de alerta a todos los coches que estén a una determinada distancia para alertar de que hay un atasco o un accidente», explica Hardasmal. «Hay que probar todas estas cosas desde el punto de vista de la interoperabilidad, el rendimiento, el funcionamiento, la ciberseguridad y la coexistencia de radio», apunta.

El nuevo circuito generará «nuevos empleos de alta calidad». Para empezar, Hardasmal habla de entre siete y diez contrataciones. El centro malagueño de Dekra ya supera las 240 empleados. El proyecto también brindará nuevas oportunidades para continuar la «fructífera» cooperación entre la Universidad de Málaga y la antigua AT4 Wireless.

«Hemos tenido una comunicación muy fluida con el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía dada la importancia estratégica del proyecto para la ciudad, la región y también para España y el potencial de atraer el interés de los principales agentes de todo el mundo a este centro en el PTA», apunta Hardasmal, que destaca especialmente el «interés personal» que se ha tomado el alcalde, Francisco de la Torre, por agilizar el proyecto, que no ha sido fácil dado su carácter innovador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos