Diario Sur

El Ayuntamiento coloca trampas en el colegio Caro Baroja, de Guadalmar, para analizar la presencia de mosquitos

Las trampas permitirán analizar el número y las especies de mosquitos que pueden encontrarse en la zona.
Las trampas permitirán analizar el número y las especies de mosquitos que pueden encontrarse en la zona. / SUR
  • Técnicos medioambientales realizarán campañas informativas en los centros escolares del entorno del Guadalhorce, en los que se favorecerá el anidamiento de pájaros insectívoros

El Ayuntamiento de Málaga ha iniciado la evaluación de la presencia de mosquitos específicamente en el colegio público Julio Caro Baroja, situado en la zona de Guadalmar, respondiendo a los requerimientos realizados por la comunidad escolar relacionados con este problema. El concejal del Área de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, y la concejala del distrito de Churriana, María del Mar Martín, han visitado esta mañana el centro escolar, en el que ayer se colocaron unas trampas que permitirán analizar tanto el número como las especies de mosquitos que pueden encontrarse en esta zona. Las trampas serán hoy retiradas, para proceder a continuación al estudio de su contenido.

Martín ha informado a los responsables del colegio Julio Caro Baroja y a los representantes de su asociación de padres y madres que próximamente comenzará la instalación de las mosquiteras que han demandado para el edificio en donde se imparte Educación Infantil. En la actualidad, se está realizando la valoración de la actuación con la idea de iniciar de inmediato el procedimiento de adjudicación y finalizar la colocación de las mosquiteras en las ventanas con las que cuenta el edificio antes de que termine el año. El próximo año se evaluará la posibilidad de ampliar la iniciativa a otras instalaciones del centro escolar.

Durante su visita, Raúl Jiménez ha dado a conocer a los responsables del centro escolar las iniciativas que está desarrollando el Ayuntamiento para el control de los mosquitos, así como las dificultades que presenta esta tarea en el entorno del Paraje Natural del Guadalhorce, cuya condición de humedal favorece la proliferación de este insecto. Según explicó, además de las acciones de vigilancia y control, también se iniciarán próximamente otras de información y concienciación, especialmente en los centros escolares de la zona.

En este sentido, el Área de Sostenibilidad Medioambiental facilitará tanto al CEIP Julio Caro Baroja como al CEIP Clara Campoamor casitas de madera destinadas al anidamiento de pájaros, con el objetivo de que pueda aprovecharse su presencia para abordar con los escolares la importancia de las especies insectívoras. El concejal ha resaltado lo positivo de la experiencia, ya que permitirá también hacer hincapié en la existencia de “estrategias ambientalmente sostenibles para resolver problemas como el de la presencia de mosquitos”.

Esa iniciativa va en la línea de otras que se desarrollarán en ambos centros escolares, dentro del programa de educación comunitaria que se va a poner en marcha en torno al problema de los mosquitos. Entre ellas, se incluyen iniciativas como la realización de charlas coloquios, o un taller entomológico, así como visitas al Paraje Natural del Guadalhorce para conocer las singularidades de este espacio. Esta iniciativa se desarrolla con cargo a la partida de 5.000 euros incluida en el Presupuesto municipal de 2016, en aplicación del acuerdo alcanzado por los grupos municipales del PP y de Ciudadanos. Asimismo, en la actualidad, se está tramitando la implantación de un programa de educación comunitaria cuyo objetivo será informar a la ciudadanía sobre aquellas costumbres y comportamientos que deben evitarse debido a que facilitan la proliferación de mosquitos en su entorno inmediato.