Diario Sur

Estudiantes del IES Huelin aprenden a ser empresarios

Los estudiantes prepararon la fruta y la vendieron a los compañeros
Los estudiantes prepararon la fruta y la vendieron a los compañeros
  • Han creado una miniempresa y han preparado fruta fresca que han envasado y vendido durantes los recreos. En tres días habían recuperado la inversión inicial. La UE concedió al instituto una subvención para llevar a cabo este proyecto Erasmus+ con otros cinco centros educativos europeos

Alimentación sana, reciclado y visión empresarial. Todo en un proyecto educativo llevado a cabo en el IES Huelin con apoyo del programa Erasmus+. El alumnado de Secundaria y Bachillerato ha creado una miniempresa que han denominado Cups2Go. El jueves 27 comenzaron a vender la fruta envasada, como paso definitivo del proyecto. Aunque antes habían realizado actividades como el estudio de mercado y la campaña de concienciación de la importancia de la fruta en la nutrición y del correcto reciclado de envases.

Como parte de las actividades del proyecto Erasmus+ 'Mejorando el proceso enseñanza-aprendizaje en un ambiente sostenible y empresarial' ('Improving the teaching- learning process at an entrepreneurial and sustainable establishment'), financiado por la Unión Europea, el IES Huelin ha puesto en práctica su miniempresa Cups2Go. Los alumnos y profesores Erasmus+ del instituto han desarrollado diversas actividades para poder inaugurar la venta de frutas durante el recreo del pasado jueves 27 de octubre. Las frutas elegidas para estos primeros días han sido uva, manzana, plátano y melón, que en vasos de dos tamaños se han servido a un módico precio. Entre las actividades desarrolladas por el alumnado destacan una campaña de concienciación de la importancia de la fruta en la dieta, la creación del logo, elaboración del organigrama de la empresa, plan de producción, estudio de mercado para calcular el número de potenciales clientes y concienciación sobre el reciclaje. De esta manera, consideran los profesores responsables del programa que se han cumplido tres objetivos principales: el fomento de la cultura emprendedora y empresarial, los hábitos saludables de nutrición y la concienciación de la importancia del reciclaje, ya que se insiste a los alumnos que deben tirar los recipientes de plástico a los contenedores amarillos del centro.

En dos días esta miniempresa ha recuperado la inversión inicial

En dos días esta miniempresa ha recuperado la inversión inicial / Sur

La actividad, que termina hoy viernes, ha tenido una gran aceptación entre alumnos y profesores del centro y en dos días de venta se ha recuperado la inversión inicial de la miniempresa.

Uno de los alumnos que han participado del proyecto, Gabriel Auñón, de primero de Bachillerato, señala que el proyecto Erasmus+ ha sido creado en primera instancia para crear lazos entre estudiantes de distintos países de la UE. "Una de las bases de este proyecto es desarrollar la capacidad de trabajo en equipo y el emprendimiento empresarial, y otra el reciclaje. Por eso -explica- hemos decidido montar una empresa basada en la venta de fruta con el menor gasto posible además de reciclar tanto las cáscaras como el recipiente de plástico.

En tres días que hemos ofertado esta fruta en nuestro centro, no solo hemos recuperado toda la inversión, sino que además también hemos obtenido beneficios. Todo gracias a la cooperación y el impulso emprededor de Erasmus+”.

Por otra parte, Mireya Sevilla opina que el proyecto "me parece genial, porque nos ha implantado una idea sobre el espíritu emprendedor y la cooperación en un ámbito laboral y académico". Además de que está teniendo influencias positivas en la dieta de los estudiantes, asegura sentirse "impactada" por el resultado de la empresa, que está siendo "extraordinario", afirma la joven.

La Unión Europea concedió al instituto Huelin de Málaga una subvención para llevar a cabo este proyecto Eramus+ de dos años de duración. El título es 'Mejorando el proceso enseñanza-aprendizaje en un ambiente sostenible y empresarial', con tres líneas de trabajo: la mejora del proceso enseñanza aprendizaje, la creación de una mini empresa y las energías renovables. El proyecto de intercambio se puso en marcha en noviembre de 2015 en Achim, Alemania. El siguiente punto de encuentro de alumnos y profesores fue en Tampere (Finlandia). Después los estudiantes pasaron por Málaga, Palermo, Truro y Gorowo.

Temas