Diario Sur

Plaza Mayor prevé invertir 30 millones de euros en un 'outlet' con más de cien tiendas

gráfico

El centro comercial y de ocio Plaza Mayor / Salvador Salas

  • El Ayuntamiento, a través de Urbanismo, tramita la licencia de obras para un proyecto que duplicará el número de locales abiertos en el centro

La ampliación del centro comercial y de ocio Plaza Mayor avanza en su tramitación urbanística una vez superados los reparos iniciales de Aviación Civil, por su proximidad al aeropuerto, y de la Consejería de Medio Ambiente, por encontrarse en suelos afectados por el riesgo de inundación del Guadalhorce. El departamento de Licencias de la Gerencia Municipal de Urbanismo está dando curso a los diferentes pasos que debe dar el proyecto para recabar el permiso de obras, que fue solicitado por la promotora, la sociedad Doc Málaga Siteco (Sonae Sierra y McArthurGlen), el pasado mes de julio. Según el diseño de la actuación, al que ha podido tener acceso SUR, supondrá una inversión de más de 30 millones de euros para demoler la zona de la llamada Plaza Brava, que albergó locales de ocio nocturno, y levantar en su lugar y conectado a la primera ampliación comercial del centro junto a la autovía (Plaza Mayor Shopping), un espacio comercial de excedentes de fábrica de marcas de moda y complementos de primer nivel, al que han bautizado como Designer Outlet Center.

La nueva edificación, que abarca una superficie de 85.198 metros cuadrados, estará centrada por una plaza ovalada en torno a la que se dispondrán los diferentes locales comerciales, en una ordenación casi circular, hasta sumar un total de 107, lo que supone prácticamente el doble de los 112 abiertos actualmente Plaza Mayor, sumados los bares y restaurantes. Además, está previsto un quiosco en la citada plaza oval. De los 107 locales, 23 contarán con entreplanta o planta alta, y el resto serán solo de planta baja, debido a los límites de altura impuestos por Aviación Civil, que obliga a que las construcciones no superen los 12 metros de altura.

El proyecto, para el que se ha estimado un presupuesto total de 29.468.452 euros, ha sido redactado por los arquitectos Hugo Fernández, Raúl Fernández y Tristán Martínez, de la empresa Ejecución del Planeamiento 2, despacho que llevó a cabo la tramitación de Plaza Mayor desde su origen, y su primera ampliación comercial en 2008. Su arquitectura está inspirada en la andaluza y la malagueña, incluyendo balcones con cierros, azulejería, torreones, cubiertas con tejas curvas y arquerías.

Esta operación, que ha requerido una modificación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) aún pendiente del visto bueno definitivo de la Junta, podría arrancar en los primeros meses del año próximo si supera con agilidad varios trámites, como un segundo informe de Aviación Civil y pronunciamientos de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía y de la Dirección General de Comercio de la Consejería de Empleo, al tratarse de una gran superficie. Su plazo de ejecución es de 18 meses, por lo que podría ponerse en marcha a lo largo de 2018.

La primera fase de los trabajos consistirá en la demolición de la zona de Plaza Mayor que albergó locales de ocio nocturno, hoy ya desalojados. Esta parte de las obras se ha valorado en 527.142 euros y supondrá echar abajo unos 44.425 metros cúbicos de edificación. A partir de ahí, arrancará la construcción del enorme aparcamiento subterráneo sobre el que se asentará el nuevo centro comercial, con una superficie de 33.052 metros cuadrados y atravesado por un vial soterrado que permitirá prolongar hacia el este el que actualmente discurre junto a la fachada del centro de ocio. Este ‘parking’ dispondrá de 1.122 plazas y, además, habrá un total de 333 aparcamientos sobre la cubierta de algunos de los locales. Igualmente, se ha previsto una zona de estacionamientos al norte dotada de 111 plazas para turismos, de las que 48 serán accesibles para personas con movilidad reducida, y siete para autobuses. En total, más de 1.500 plazas de aparcamiento –contando las que se pierden en superficie por la obra, supone un cómputo de 574 nuevas plazas– para un centro comercial que prevé atraer a 2,4 millones de personas cada año, a sumar a los nueve mil visitantes que ya recibe Plaza Mayor anualmente.

Para canalizar este previsible incremento de clientes, la promotora debe realizar un nuevo carril de incorporación directa hacia la entrada al centro comercial desde la autovía de Guadalmar que, según los estudios de tráfico que se han realizado, paliará los atascos que habitualmente se forman en este punto por la aglomeración de vehículos para acceder al aparcamiento en superficie de Plaza Mayor, cuyo vial de entrada también será ampliado con otro carril.

El estudio de viabilidad económica del proyecto calcula en 5,6 millones de euros los ingresos que obtendrá el Ayuntamiento por la tramitación de esta operación. 4,7 millones corresponden al convenio urbanístico firmado con sus promotores, y el resto a impuestos y tasas. Además, el Consistorio se embolsará 217.998 euros por IBI y 110.422 por la tasa de entrada y salida de vehículos.