Diario Sur

Los pacientes logran un trasplante en el 90% de los casos

Los pacientes logran un trasplante en el 90% de los casos
  • Un registro mundial garantiza que se implante la médula ósea a los enfermos en cuanto se encuentra a un donante compatible

El registro mundial de donantes de médula ósea ofrece un 90 por ciento de posibilidades de que los pacientes que necesitan un trasplante lo logren. La clave es que haya una gran compatibilidad entre el donantes y el receptor. El tiempo medio que transcurre desde que se inicia el proceso para un implante de médula hasta que se produce es de unos tres meses, explicó a este periódico el médico especialista en análisis clínicos del Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS) Sergio Fernández.

Cuando se encuentra a un donante compatible, muy pocos se echan atrás y se niegan a someterse a la intervención. «En el CRTS nunca se ha dado ese caso», dijo el doctor Fernández. Todas las personas inscritas en el registro accedieron a la extracción de la médula ósea cuando fueron llamados. Para el director del CRTS, Isidro Prat, «es una satisfacción ser elegido para salvar la vida de otra persona».

Existen dos sistemas para extraer la médula ósea. El primero consiste pincharle al donante en la cadera y extraerle la médula. El proceso se realiza en un quirófano estéril. El alta se da al día siguiente y en una semana la persona se encuentra recuperada por completo.

Sangre periférica

El segundo se lleva a cabo a través de la sangre periférica. Para ello se le aplica al donante un tratamiento para estimular la producción de la médula ósea. Mediante un método llamado aféresis (el que se utiliza para las donaciones de plasma) se obtienen las células producidas. La extracción se suele realizar al día siguiente de dar el tratamiento.

El donante se va a su casa al acabar la aféresis y en una semana está perfectamente. Los servicios de hematología, en consenso con cada donante, eligen un método u otro. Otra opción para el trasplante de médula ósea es la sangre de cordón umbilical, un sistema que también es muy efectivo.

A los enfermos el trasplante se les hace a través del torrente sanguíneo. Las células que reciben del donante van buscando un lugar donde implantarse y empiezan a generar una médula ósea nueva.