Aquí se habla en latín

Estudiantes del IES Fuente Lucena, de Alhaurín el Grande, ganan el certamen nacional de cultura clásica con una obra interpretada íntegramente en la lengua de la mítica Roma

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Apenas 12 minutos resumen muy bien algunos aspectos de la vida de la Roma clásica: El domus y su vida placentera, los esclavos obligados a un duro trabajo y tratados de manera vejatoria, la amistad e incluso la llegada de una nueva religión, el cristianismo. Estudiantes del IES Fuente Lucena, de Alhaurín el Grande, demuestran que el latín no es una lengua muerta y que se pueden comunicar con facilidad y fluidez. Fruto de su trabajo en clase ha sido el vídeo titulado 'Delia et Syra', que ha resultado ganador en el certamen nacional de cultura clásica, celebrado en Sagunto.

El responsable de este amor por lo clásico es su profesor de Latín, José María Castillo Asencio. En sus clases no están horas estudiando declinaciones ni haciendo tediosas traducciones. “Nos ponemos a hablar, como se estudia cualquier otro idioma”, señala, satisfecho de que este esfuerzo de sus alumnos se haya visto recompensado con este premio.

Metodología activa

Desde hace unos ocho años implantó esta nueva metodología del estudio de las lenguas clásicas, una enseñanza “activa y contextual, que fomenta el desarrollo de todas las competencias comunicativas básicas”, recalca el profesor. Es un método que desarrolló un profesor danés, Hans Henning Ørberg, en los años cincuenta. 'Lingva latina per se illvstrata' propone la inmersión del alumno en la lengua extranjera (en este caso el latín), pero dentro de un contexto en el que el alumno pueda deducir el significado de todas y cada una de las palabras sin tener que acudir a una lista de vocabulario. “Cada vez somos más los profesores que nos sumamos a este método”, señala José María Castillo, sin ir más lejos el Antonio Gala de la misma localidad. El método consta de varios libros, escritos todos en latín, con dibujos que van desarrollando los temas. Ellos han empleado los relacionados con la familia romana.

Hablan las protagonistas

De esta manera, los alumnos se familiarizan con el latín, y los de segundo de Bachillerato ya tienen un nivel competencial suficiente en lengua latina como para mantener una conversación. Es así como surge la idea de participar en este concurso nacional. Ya se presentaron el año pasado, y lograron un accésit. Y en esta edición, el primer premio. Destaca el jurado de este IV certamen Hermes “la viveza de sus escenas y el creativo uso de las palabras, además de la corrección lingüística”. El certamen está convocado por las asociaciones Culturaclasica.com y Ludere et Discere con la colaboración de Prosopon Sagunt y la Saguntina Domus Baebia.

A Sagunto se desplazó el profesor Castillo Asencio con algunos de los alumnos para recoger el premio. En esos días participaron en un taller de mitología y otro de lenguas clásicas.

Historia de esclavitud y amistas

En 'Delia et Syra' se desarrolla una historia de amistad, pero también es un canto a la libertad. Delia y Syra (Flor Elizabeth Pérez Pellisero y Marina Cabrera Rando, alumnas de segundo de Bachillerato) son esclavas al servicio de un domus, Iulius, y su esposa, Aemilia (Carlos Ricardo Cuello García y María Belén García Bonilla, también de segundo curso de Bachillerato). Iulius maltrata a sus criados y Delia, una griega libre que fue esclavizada y vendida a Iulius, sueña con recobrar su libertad. Syra y su amigo Hegio, ambos cristianos, le ayudan a escapar a Grecia.

El guión es una idea original de su profesor de Latín, que ha querido plasmas en la historia algunos aspectos comunes de la vida y la cultura romana, como era la esclavitud, la amistad o incluso la llegada de una nueva religión. La implicación de los alumnos “ha sido muy grande”, destaca, pues han estudiado el guión, han preparado el vestuario han ensayado y grabado el vídeo. Del tema técnico, grabación, música y montaje se ha ocupado el profesor de Música del centro, Marcos Aguado. La grabación les ocupó cuatro días, tanto en horario lectivo como fuera del horario escolar, con “una predisposición magnífica por parte del alumnado”.

También se ha recurrido a distintas localizaciones, tanto en el centro, como en domicilios particulares o en exteriores. Así, la propia aula en la que normalmente se imparten las clases de Bachillerato de Humanidades sirvió para recrear una estancia de una casa romana; el Molino de los Corchos, un paraje de Alhaurín el Grande, hizo las veces de jardín y exteriores de la villa; la casa particular de los padres de dos alumnas participantes en el vídeo proporcionó el marco ideal para la grabación de las tomas con olivos que conforman la primera escena; por último, la última escena, donde se produce la emotiva despedida de los dos personajes principales, fue rodada en la playa de Guadalmar.

En total han tomado parte doce alumnos, cuatro de ellos matriculados en segundo curso de Bachillerato, uno en primero y los siete restantes en cuarto de ESO.

José María Castillo espera que esta y otras actividades sirva de aliciente para los estudiantes de su centro. En 4º de la ESO tienen 26 alumnos, pero en Bachillerato son solo cuatro. “Es una lucha constante, creo que el próximo curso podremos llegar a la decena”, sostiene el profesor, que considera que actividades como esta pueden servir para hacer ver a los estudiantes que, aunque considerada una lengua muerta, el latín sigue muy vivo.

Fotos

Vídeos