Diario Sur

Sindicatos insisten en la necesidad de un segundo médico de urgencias

  • SATSE considera insuficiente la solución aportada por Salud de limitar el refuerzo a los servicios de enfermería

La solución de contratar un enfermero de apoyo para las urgencias del centro de salud de Alhaurín el Grande, y que puso de acuerdo a los vecinos y a la delegación de Salud después de varios meses de reivindicaciones y movilizaciones, parece no contentar a todo el mundo. El sindicato de enfermería (SATSE), emitió ayer un comunicado en el que justifican los motivos por los que, a su juicio, es necesario implantar un segundo médico de urgencias y no solamente un enfermero. Tal como afirman desde el sindicato, esta solución pondrá «en una difícil tesitura al profesional de enfermería», ya que según la normativa de prescripción enfermera no podrá administrar ningún tipo de medicación «sin la autorización expresa de un médico». «En caso de situaciones críticas que precisen RCP», señalan en este comunicado, «el enfermero se encontrará solo».

Además, desde el SATSE explican que los enfermeros tendrán que asumir un riesgo añadido a la nueva actividad, «poniendo en peligro su integridad física por posibles situaciones de conflicto y agresiones ya que en ningún centro del Distrito Guadalhorce existe personal de seguridad».

El criterio del sindicato es que, lejos de solucionar los problemas, esta alternativa ofrecida por la delegación de Salud será contraproducente. «Los tiempos de asistencia de las urgencias se incrementarán considerablemente, al precisar estar en conectado con el médico coordinador del 061 para ir recibiendo las instrucciones necesarias para el tratamiento que proceda», aseguraron.

«Ni que decir tiene que esta concesión a las legítimas peticiones de los ciudadanos no cumple con las expectativas de su solicitud, ya que además de lo anteriormente expuesto el problema seguiría siendo el mismo que hasta ahora desde las 20 horas de los viernes hasta el sábado a las 9, y los sábados y domingos de 21 a 9 horas», concluyen en el comunicado.