Las franquicias se profesionalizan y dejan atrás la crisis

La cuarta edición de la feria Franquishop reunió esta semana en el Hotel NH de Málaga a más de medio centenar de cadenas
La cuarta edición de la feria Franquishop reunió esta semana en el Hotel NH de Málaga a más de medio centenar de cadenas / Fernando González
  • El emprendedor vocacional anima el crecimiento del ramo. Pegan fuerte la alimentación, la telefonía y las mascotas, y resurgen las inmobiliarias. En Málaga hay varios ejemplos

Decenas de emprendedores asistían recientemente a Franquishop, la feria de franquicias que celebraba su cuarta edición en Málaga. Se trataba de una feria con un formato distinto al clásico. No había grandes ‘stands’, ni una azafata en cada esquina, ni pasillos enmoquetados. Solo mesas, sillas y personas para hablar de negocios. Las marcas habían concertado previamente sus citas por Internet. Y fue la edición más exitosa, en cuanto a visitas y en cuanto a enseñas.

La cultura del emprendimiento ha calado en este sector, que crece en redes, empleo y facturación. Según el último informe de la Asociación Española de Franquiciadores y Cajamar, el volumen de negocio aumentó en 2015 un 2,3%, los puntos de venta un 3% y los puestos de trabajo un 2%. Las empresas parecen haber dejado atrás lo peor de la crisis y se abrazan a un nuevo perfil de franquiciado, tal y como explica Prudencio Martínez, director de Franquishop: «Con la crisis, mucha gente pensó en las franquicias como fórmula de autoempleo. Ese tipo de demanda ha bajado un poco, porque hay más oportunidades de encontrar trabajo. Ahora vemos más emprendedores por vocación que por obligación».

Desde la consultora Musashi, con sede en Málaga, José Ángel Morales cree que todavía coexisten los dos perfiles, «pero la tendencia es la de cada vez más de emprendedores que ven en las franquicias una oportunidad». «La cultura de emprender ha llevado más información al mercado. Ha hecho ver que ser empresario no es fácil, ni como independiente ni como franquiciado», añade Morales, que apuesta por una «profesionalización» creciente.

Los sectores que mejor funcionan en la franquicia siguen siendo los habituales, desde la moda a la restauración, pero con la incorporación de otros formatos al alza con claros ejemplos en la provincia. «Málaga es tierra de creatividad y emprendimiento, valores muy asociados al sector de la franquicia», apunta Guillermo Bermúdez, profesor titular delDepartamento de Economía y Empresas de la UMA y responsable de la Cátedra de Franquicia. Bermúdez cita los servicios especializados en atención a mayores, los centros de formación de alta cualificación para niños y, de nuevo, el inmobiliario como las actividades con más futuro. Prudencio Martínez señala que los buques insignia no han cambiado «pero la oferta se ha ampliado», con la enseñanza de idiomas, la distribución alimentaria o las tiendas para el cuidado de mascotas en el horizonte. Unicasa & Home y TORE.es han sido dos de las agencias inmobiliarias que han participado en Franquishop.

Sector alimentario

En el caso de la distribución alimentaria, Carrefour, Eroski y DIA son las cadenas que más fuerte han apostado por la franquicia como fórmula de expansión y han protagonizado aperturas en la provincia en los últimos meses. Algo parecido ha pasado con los establecimientos para las mascotas. La catalana Terranova CNC elegía Málaga para su primera franquicia andaluza de su modelo de venta de piensos y accesorios.

La tecnología y, sobre todo, la telefonía móvil, también pegan cada vez más fuerte. Además, con un protagonismo destacado de compañías malagueñas. Manzana Rota, la empresa especializada en reparación de terminales con locales en la calle La Unión y Plaza Mayor, ya ha anunciado un plan de crecimiento a través de la franquicia después de escuchar cantos de sirena desde varias ciudades.

Más asentada está la red de holaMOBI, que en el último trimestre ha abierto once nuevas tiendas por toda España, la última de ellas esta misma semana en Fuengirola. Los cierres de operadores comoMovistar o Vodafone han hecho que muchos de esos locales se reconviertan en franquicias de holaMOBI. «Seguimos con nuestra estrategia de situarnos en poblaciones pequeñas y medianas donde nuestro modelo de negocio ofrece todas las soluciones de telefonía y telecomunicaciones de la comarca o localidad. De esta forma, cubrimos nichos de mercado con menos competencia», resalta su directora ejecutiva, María Salas, que anuncia un nuevo concepto de tienda: doctorMOBI, enfocadas principalmente en reparaciones al instante de teléfonos, tabletas y ordenadores.

Otro segmento que despunta son las agencias de viaje. Desde Málaga, Clickviaja.com ha implantado nuevas oficinas en Madrid, Barcelona, Canarias, Sevilla y Valencia, y ya suma 200 entre España y Portugal. El año pasado, sus ingresos aumentaron un 25%. Cuenta con un motor de búsqueda para las reservas y emisión de billetaje, 123vuela.com, que permite a su red beneficiarse de las tarifas especiales de las líneas aéreas. «A ello se suma un software de gestión propio y el sistema, Alertrip, que avisa de las mejores ofertas a los usuarios en función de sus preferencias», explican desde el grupo.

También tiene su sede en Málaga Terraminium, especializada en administración de fincas, que cuenta con 80 franquicias. Desde el grupo, destacan su apuesta por la tecnología y la digitalización de procesos, que reducen el tiempo de contabilidad y «ahorran los costes de las comunidades entre un 20% y un 50%».